¿Cómo Puede Una Madre Cristiana Guiar A Sus Hijos Según Los Principios Bíblicos?

¿Cómo puede una madre cristiana guiar a sus hijos según los principios bíblicos? Como padres cristianos, entendemos que la educación de nuestros hijos es una tarea importante que nos corresponde a nosotros. La Palabra de Dios nos dice que somos responsables de la formación espiritual, física y mental de nuestros hijos. Los padres cristianos tienen el privilegio y la responsabilidad de enseñarles a sus hijos los principios bíblicos para que estos se desarrollen como seres humanos rectos, responsables y comprometidos con los mandamientos de Dios.

Para guiar a los hijos de acuerdo a la Palabra de Dios, como madres cristianas podemos seguir los siguientes pasos:

1. Establece tu autoridad. Antes que nada, debemos recordar que nuestros hijos nos respetarán cuando vean que nos respetamos a nosotros mismos. Por lo tanto, es importante que demostremos a nuestros hijos que nos tomamos en serio nuestras decisiones y que somos capaces de tener el control de las situaciones. De esta forma, les estaremos mostrando que deben hacer caso de lo que decimos.

2. Establece límites. Establecer límites clara y firmemente les permite a nuestros hijos entender qué se espera de ellos, donde está su línea de comportamiento y qué tipo de consecuencias se le aplicarán si incumplen los límites estipulados.

3. Enseña con humildad. Debemos recordar que los principales maestros de nuestros hijos somos nosotros. Debemos tratar de ser buenos ejemplos para ellos. A veces en la enseñanza es necesario hacer correcciones; sin embargo, es importante ser amables, pacientes y amorosos al hacerlas.

4. Ayuda a tus hijos a desarrollar un compromiso con Dios. Debemos alentar a nuestros hijos a cultivar su propia relación con Dios. Esto se logra enseñándoles sobre la Biblia y orando con ellos. Si tus hijos ven que tienes un compromiso y un amor sincero por Dios, entonces es más probable que ellos también quieran desarrollar el suyo.

Lee también ¿Cómo Podemos Ayudar A Nuestros Hijos Adultos A Prepararse Para La Independencia? ¿Cómo Podemos Ayudar A Nuestros Hijos Adultos A Prepararse Para La Independencia?

5. Practica la oración. La oración es una herramienta importante que nos ayuda a entender los principios bíblicos y a pedir sabiduría para ayudarnos a criar a nuestros hijos según los valores de Dios. Al orar le recordamos a Dios que confiamos en él y que necesitamos su guía y dirección para ayudarnos a cumplir con este deber tan sagrado.

Índice de Contenido
  1. ¿CÓMO DEBERÍA SER UNA MADRE CRISTIANA SEGÚN LA BIBLIA? | Investigaciones Jehová es Dios
  2. 9 Consejos para padres cristianos | Criar a nuestros hijos | Bíblica Espiritual para Matrimonios
  3. ¿Qué principios bíblicos debería enseñar una madre cristiana a sus hijos?
  4. ¿Cuáles son los mejores métodos para motivar a los hijos a vivir según los principios bíblicos?
  5. ¿Cómo puede una madre cristiana comprender mejor las enseñanzas de la Biblia para guiar mejor a sus hijos?
  6. ¿Cómo pueden las madres cristianas administrar disciplina con amor y según los principios bíblicos?
  7. ¿Existe algún consejo específico en la Biblia para las madres cristianas que quieren guiar a sus hijos según los principios bíblicos?
  8. ¿Qué papel juega el ejemplo de la madre en el proceso de guiar a sus hijos según los principios bíblicos?
  9. ¿Cómo pueden las madres cristianas ayudar a sus hijos a entender cómo aplicar los principios bíblicos a situaciones reales?
  10. ¿De qué manera pueden las madres cristianas llevar a cabo una comunicación saludable con sus hijos para guiarlos según los principios bíblicos?
  11. Conclusión

¿CÓMO DEBERÍA SER UNA MADRE CRISTIANA SEGÚN LA BIBLIA? | Investigaciones Jehová es Dios

9 Consejos para padres cristianos | Criar a nuestros hijos | Bíblica Espiritual para Matrimonios

¿Qué principios bíblicos debería enseñar una madre cristiana a sus hijos?

Uno de los principios más importantes que una madre cristiana puede enseñar a sus hijos, está relacionado con la importancia de mantener una relación íntima con Dios. Esto se encuentra perfectamente detallado en Juan 17:3, el cual dice "Y ésta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y al que tú has enviado, Jesucristo". La idea aquí es que, si queremos experimentar la plenitud de vida que Dios nos ofrece, tenemos que estar siempre buscando entablar una relación con Él.

Otro principio bíblico es el de la obediencia de los mandamientos que Dios nos ha dado. En Deuteronomio 11:26-27, se dice "Mira, yo pongo hoy delante de ti la bendición y la maldición: la bendición, si obedecieres los mandamientos de Jehová tu Dios que yo te prescribo hoy; la maldición, si no obedecieres los mandamientos de Jehová tu Dios". Dios nos ha dado Sus mandamientos como parte de Su plan para darnos vida abundante y, por lo tanto, debemos estar dispuestos a obedecerlos para experimentar aquella bendición que viene por medio de nuestra obediencia a Sus mandatos.

También es importante que una madre cristiana enseñe a sus hijos acerca de la importancia de ser compasivos y amables con los demás, tal como nos manda la Biblia. Marcos 12:31 dice: "Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos". Esto significa que debemos comportarnos con amabilidad y compasión hacia todos aquellos que nos rodean, sin importar quiénes sean.

La obediencia al liderazgo es otro de los principios bíblicos esenciales que una madre cristiana puede enseñar a sus hijos. Romanos 13:1-2 dice: "Todos deben estar sujetos a las autoridades gobernantes, porque hay autoridades establecidas por Dios. Así que aquellos que se resisten a la autoridad, se resisten a lo que Dios ha ordenado; y los que se resisten, recibirán condenación sobre sí mismos". Esto significa que debemos estar dispuestos a respetar y honrar a aquellos que estén en autoridad sobre nosotros, ya sea que se trate de la autoridad civil, religiosa o incluso parental.

Por último, una madre cristiana debería enseñar a sus hijos la importancia de la gratitud. Filipenses 4:6 dice: "No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias". Esto nos recuerda que, aun cuando estamos pasando por situaciones difíciles o desafiantes, debemos estar agradecidos por lo que Dios ha hecho, y estar dispuestos a ofrecerle gracias en todo momento.

Lee también ¿Cómo Los Padres Deben Abordar El Pecado De Sus Hijos? ¿Cómo Los Padres Deben Abordar El Pecado De Sus Hijos?"

En definitiva, los principios bíblicos que una madre cristiana debe enseñar a sus hijos son muy importantes y deben tomarse en serio. Si bien muchas veces estos principios pueden ser desafiados por el mundo moderno, está claro que Dios nos ha dado herramientas valiosas para ayudarnos a vivir una vida confiada y plena en Él.

¿Cuáles son los mejores métodos para motivar a los hijos a vivir según los principios bíblicos?

Uno de los mejores métodos para motivar a los hijos a vivir según los principios bíblicos es el ejemplo que pongan sus padres. Los hijos mirarán a sus padres en busca de una inspiración y de un modelo de vida, por lo que es absolutamente esencial que los padres estén lo más cerca posible de la vida bíblica, así como sus normas morales. Al tener una vida centrada en la palabra de Dios, los hijos tendrán el ejemplo más puro para seguir; estableciendo un vínculo entre lo que padres y la biblia enseñan.

Otra gran manera de motivar a los hijos a vivir de acuerdo con los principios bíblicos es el uso de la educación religiosa desde temprana edad. Enseñarle a tus hijos cómo encontrar valores importantes en la biblia, como el amor, la paciencia y la honradez, les ayudará a entender el propósito de vivir de acuerdo con los designios de Dios. Esto no solo les motivará a ser buenos seres humanos, sino que les ayudará a mantener su fe en Dios y en sus enseñanzas.

También hay algunas técnicas prácticas que los padres pueden usar para motivar a sus hijos a vivir según los principios bíblicos. Por ejemplo, es útil asignarles diariamente tareas que les ayuden a reforzar las enseñanzas bíblicas. Estas pueden ser cosas como leer una historia bíblica o llevarle regalos a los necesitados. Estas tareas ayudarán a los hijos a desarrollar un sentido de responsabilidad moral y a recordarles lo importante que es vivir de acuerdo con los principios bíblicos.

También es importante hablar con los hijos sobre el significado de los principios bíblicos. Al explicarles por qué ciertas acciones son importantes para Dios y su voluntad, los hijos desarrollarán su propia relación con Dios y sentirán más motivados para vivir de acuerdo con sus principios. Esto les ayudará a construir su propia relación con Dios, a desarrollar una moral robusta y buen carácter.

Para resumir, hay muchas formas de motivar a los hijos a vivir de acuerdo con los principios bíblicos:

Lee también ¿Qué Enseñanzas Bíblicas Ofrecen Ayuda Para Disciplinar A Los Hijos? ¿Qué Enseñanzas Bíblicas Ofrecen Ayuda Para Disciplinar A Los Hijos?"
  • Es importante que los padres les sirvan de ejemplo.
  • La educación religiosa desde temprana edad les ayudará a comprender los principios bíblicos.
  • Asignarles diariamente tareas para fortalecer los mandatos de la biblia.
  • Hablarles sobre el significado de los principios bíblicos.

Si se siguen los pasos descritos, los padres podrán instruir a sus hijos para que sean guías rectos según los principios bíblicos.

¿Cómo puede una madre cristiana comprender mejor las enseñanzas de la Biblia para guiar mejor a sus hijos?

Una madre cristiana puede aprovechar al máximo las enseñanzas de la Biblia para orientar positivamente a sus hijos, teniendo en cuenta los siguientes aspectos:

1. Estudiar con frecuencia la Biblia: Estudiar la Biblia de manera regular nos ayuda a comprender mejor su significado, descubriendo el propósito detrás de los versículos. Esto nos ayudará a que los hijos crean y se apeguen a estos principios que las escrituras establecen.

2. Hacer de la Biblia una prioridad: En tanto como padres, buena parte de nuestro tiempo es ocupado por otras actividades, sin embargo, leer la Biblia debe ser una prioridad en la vida de una madre cristiana. Debemos buscar el tiempo para leer y estudiar la Palabra de Dios, haciendo una reflexión profunda sobre lo que ella nos dice.

3. Vincular lo aprendido con la vida cotidiana: Vincular lo aprendido de la Biblia con el día a día nos permitirá guiar mejor a los hijos. Por ejemplo, si el versículo estudiado se refiere a los adictos, la madre cristiana podrá recurrir a ese conocimiento para dilucidar un tema difícil con sus hijos; o bien, orientarlos para mantenerse alejados de la tentación.

4. Desarrollar una fe profunda y educar a los hijos en la misma: La madre cristiana también debe buscar desarrollar y fortalecer su propia fe, pues de nada sirve conocer y asimilar la Palabra de Dios si no hay una profunda raíz de fe en el corazón. Al alimentar nuestra propia fe, estamos trayendo luz a nuestros hijos, que son imanes para lo que creamos.

Lee tambiénComo La Biblia Define El Adulterio¿Cómo La Biblia Define El Adulterio?

5. Orar para entender mejor las Escrituras: Pedirle al Señor que nos ilumine en el entendimiento de la Palabra es vital para comprender mejor el sentido de sus enseñanzas. El Espíritu Santo guía nuestras vidas dejándonos sabio consejo y discernimiento. Debemos confiar en Él para dirigirnos armónicamente con su Palabra.

En conclusión, una madre cristiana puede comprender mejor las enseñanzas de la Biblia para guiar mejor a sus hijos, a través de los siguientes pasos:

  • Establecer la lectura de la Biblia como una prioridad
  • Vincular las enseñanzas de la Biblia a la vida diaria
  • Desarrollar una profunda fe en Dios
  • Orar por entendimiento de la Palabra de Dios

A través de estos pasos, una madre cristiana puede guiar mejor a sus hijos, siguiendo la voluntad del Señor.

¿Cómo pueden las madres cristianas administrar disciplina con amor y según los principios bíblicos?

Administrar disciplina con amor y según los principios bíblicos es una responsabilidad muy grande para las madres cristianas. Sin embargo, es una tarea que siempre puede ser lograda si se entiende que la disciplina debe de ser acompañada de amor, comprensión y un firme pero adecuado enfoque. Esto le dará a la madre cristiana los mejores resultados y será el reflejo del amor de Dios para sus hijos.

En primer lugar, es necesario que la disciplina sea constante. Esto significa respetar los límites y la responsabilidad que se les ha impuesto a los hijos para que desarrollen conciencia, y aprendan a hacer las cosas correctas incluso cuando no hay un adulto alrededor para controlar. En segundo lugar, la disciplina debe ser adecuada para el nivel de desarrollo de cada hijo. Las madres cristianas deben acercarse con amor a cada situación; ayudar a sus hijos a entender por qué están siendo disciplinados y recordarles que Dios ama a todos sus hijos.

Otra cosa importante es que las madres cristianas deben explicar a sus hijos el concepto de "obedecer" según lo definido bíblicamente. Por ejemplo, en Colosenses 3:20 dice: "Hijos, obedezcan en todo a sus padres, ya que esto es agradable al Señor." Asegurarse de que los hijos entiendan esto, hará que adopten esta actitud con el corazón y más que como una obligación.

Para finalizar, es necesario que la madre cristiana mantenga una relación amorosa con sus hijos. Esto significa que hay que invertir tiempo para escucharlos y hacer que se sientan respetados, apreciados y apoyados. Esto les ayudará a permitir que la disciplina tenga el efecto deseado en ellos. Las madres cristianas deben recordar que la disciplina se trata de enseñar a los niños a obedecer, respetar los límites y hacer lo correcto, no sobre restricción y castigo. Si la disciplina viene de un lugar de amor, los hijos pueden prosperar y crecer para ser personas según los principios bíblicos.

¿Existe algún consejo específico en la Biblia para las madres cristianas que quieren guiar a sus hijos según los principios bíblicos?

La Biblia ofrece una gran cantidad de consejos para aquellas madres cristianas que quieren guiar a sus hijos según los principios bíblicos. Estos consejos se encuentran en muchos lugares diferentes en las Escrituras, desde Salmos hasta Proverbios. Las Leyes de Dios son un recurso invaluable para guiar al hogar cristiano. Aquí hay algunos consejos específicos para ayudarte a guiar a tus hijos según los principios bíblicos:

1. Busca la orientación de Dios y su Palabra al orar y buscar alegría en las Escrituras. Ayuda a tu familia a establecer prioridades basadas en la Palabra de Dios y a vivir de acuerdo a ellas. Ofrécete como ejemplo a tu familia mostrando amor, lealtad y compasión.

2. Enséñales a obedecer a Dios. La obediencia a los mandamientos de Dios es un principio bíblico clave. Ayuda a tus hijos a entender por qué deben obedecer las enseñanzas de Dios. Esto no significa simplemente obligarlos a obedecer; enséñales el valor de la obediencia a través de la Palabra de Dios.

3. Enseña a tus hijos a respetar, a amar y servir a Dios. Al hacer esto, también te enseñarás a ti misma a ser un buen ejemplo para tus hijos. Ellos aprenderán a respetar y amar a sus padres, y esto les ayudará a vivir una vida de santidad y obedecer a Dios.

4. Concéntrate en la formación espiritual de tus hijos. Esto incluye la participación en casa o en la iglesia, el estudio de la Biblia, la lectura de libros espirituales, la discusión sobre temas espirituales y el ejemplo de vida de los padres. Estas cosas ayudarán a fortalecer la relación entre tus hijos y Dios.

5. Enséñales a crecer y desarrollarse según el propósito divino. La Biblia nos dice que Dios ha diseñado a cada uno de nosotros con un propósito único. Ayuda a tus hijos a descubrir el plan y propósito de Dios para sus vidas y anima a tus hijos a perseguir sus sueños de acuerdo con los principios bíblicos.

6. Sea paciente y establece límites. Establecer límites es importante para criar hijos responsables y respetuosos. Establece límites estrictos, pero justos y muestra a tus hijos que los límites son necesarios para guardar el equilibrio. Es importante tener en cuenta que los hijos pueden sentirse frustrados o reaccionar negativamente cuando se les imponen límites nuevos. Por lo tanto, asegúrate de tomarte el tiempo para escuchar y dialogar con ellos acerca de los límites establecidos.

7. Enséñales a confiar en Dios y a buscar su guía. Alienta a tus hijos a buscar la dirección de Dios en todos los aspectos de sus vidas. Esto les ayudará a tomar decisiones sabias en momentos difíciles y a vivir felices.

En conclusión, guiar a los hijos según los principios bíblicos es una tarea que requiere amor, paciencia, firmeza y dedicación. Como madre cristiana, ten el valor de hacer frente a lo que sea necesario para dejar un legado a tus hijos que los ayude a establecerse firmemente en su fe. Recuerda que Dios nos ha dado el regalo de la Biblia como guía para vivir según sus principios.

¿Qué papel juega el ejemplo de la madre en el proceso de guiar a sus hijos según los principios bíblicos?

La madre desempeña un papel primordial en la vida de sus hijos, especialmente cuando se trata de guiarlos según los principios bíblicos. Esto se debe a que ella es la persona encargada de inculcar la educación moral y espiritual a través del amor, respeto, comprensión, liderazgo y paciencia. De esta manera, el ejemplo de la madre influye directamente en la formación de sus hijos y les ayuda a tomar las decisiones correctas siguiendo los principios de la Biblia.

Una madre cristiana siempre intentará instruir a sus hijos sobre los valores éticos, morales y religiosos desde el nacimiento. Esto permite que los niños crezcan bajo una cultura de religiosidad que los ayudará a orientar su vida acorde con los principios de Dios y sus mandamientos. Al cultivar un ambiente de fe en casa, los hijos aprenden a confiar y obedecer a Dios mediante el ejemplo de su madre.

La madre también puede usar la Biblia para enseñar a sus hijos el poder del perdón, la misericordia y el amor. Al impartirles sus conocimientos bíblicos, les mostrará cómo aplicar esos valores tanto en su propia vida como en la de los demás. Esto ayudará a los niños a entender mejor el significado del comportamiento cristiano y su responsabilidad como discípulos de Cristo.

Además, la madre puede guiar a sus hijos a la oración para fortalecer su fe. A través de la oración, los hijos reciben un profundo sentido de conexión con Dios. Esto les permitirá comprender la importancia de tener una relación profunda y significativa con Él, así como también la necesidad de obedecer sus palabras.

Finalmente, el ejemplo de la madre les ayuda a sus hijos a enfrentar los desafíos con una mente trabajadora y un corazón fuerte. Así, a medida que vayan creciendo, los niños tendrán una base firme para seguir los principios bíblicos en su vida adulta. La madre también será el punto de apoyo a medida que descubran el poder que tienen para aferrarse a la fe a pesar de los obstáculos que se presenten.

En conclusión, el papel de la madre para guiar a sus hijos según los principios bíblicos es inestimable. Es una guía espiritual, educadora y modelo para sus hijos al imponer la disciplina adecuada, enseñar valores cristianos y elevar la conciencia religiosa de sus hijos.

¿Cómo pueden las madres cristianas ayudar a sus hijos a entender cómo aplicar los principios bíblicos a situaciones reales?

Las madres cristianas pueden ayudar a sus hijos a entender los principios bíblicos y cómo aplicarlos en situaciones reales de varias maneras. Lo primero que una madre cristiana debe hacer antes de enseñar a sus hijos cómo vivir según la Biblia es convertirse a ella para demostrarles el modelo a seguir. Un acto de fe convincente les ayudará a entender que hay una mejor forma de vivir. La otra forma de ayudar a los niños es asegurarse de comprender los principios bíblicos, ya que si la madre no entiende los principios bíblicos, entonces será difícil para ella explicarles a sus hijos su significado y su aplicación en situaciones reales.

Una vez que una madre cristiana comprende los principios bíblicos, puede explicarlos de manera clara a sus hijos. Esto se puede lograr al compartir historias bíblicas que ilustran los principios. Estas historias ayudan a los niños a comprender cómo se pueden aplicar principios bíblicos a situaciones reales. También es importante que los padres expliquen a sus hijos el propósito de los principios bíblicos y cómo ayudan a las personas a vivir de manera sana y segura.

Además, las madres cristianas deben hablar con sus hijos acerca de su propia experiencia al aplicar los principios bíblicos a situaciones reales. Los padres pueden decirles a sus hijos cómo los principios bíblicos han ayudado a guiarlos en momentos difíciles, compartir testimonios de cómo los principios bíblicos les han ayudado a tomar decisiones sabias y alentar a sus hijos a que tomen decisiones acertadas.

También es útil que las madres cristianas hagan preguntas a sus hijos acerca de los principios bíblicos en cuestión para evaluar su comprensión y ayudarles a crecer. Por ejemplo, al discutir un principio bíblico como el amor, una madre cristiana podría preguntar a sus hijos por qué el amor es importante, cómo el amor se puede demostrar y cómo podemos descubrir el amor en nuestras vidas cotidianas.

Finalmente, una madre cristiana debe ser un buen ejemplo a seguir para sus hijos al aplicar los principios bíblicos a situaciones reales. Los padres deben ser lo suficientemente valientes como para admitir sus errores al aplicar los principios bíblicos y también demostrar a sus hijos cómo buscar ayuda de Dios cuando sea necesario. De esa manera, los hijos aprenderán que es esencial practicarla vida cristiana todos los días.

¿De qué manera pueden las madres cristianas llevar a cabo una comunicación saludable con sus hijos para guiarlos según los principios bíblicos?

Comunicarse de manera saludable para guiar a los hijos según principios bíblicos es una responsabilidad importante para cualquier madre cristiana. Esto significa establecer y mantener buenas relaciones familiares mediante el diálogo, el escuchar y el amor. Estas son algunas maneras en las que las madres cristianas pueden llevar a cabo una comunicación saludable con sus hijos:

  • Forjarse un vínculo de confianza. Esto significa desarrollar una relación significativa con los hijos, mostrarles amor incondicional, crear un ambiente seguro para comunicarse y respetar sus opiniones.
  • Aprender a escuchar activamente. Escuchar a los hijos de manera consciente es fundamental para promover la comunicación saludable. Esto implica incluir tiempo de calidad para conversar de manera auténtica, sin hacer juicios o relacionarlo con la imposición de reglas.
  • Gentileza y sinceridad. Es importante hablar con los hijos de manera clara, respetuosa y sincera, sin descalificarlos ni infligir sentimientos de culpa. El respeto y la honestidad cultivan valores fundamentales en los niños para pensar y actuar correctamente.
  • Comprender su punto de vista. Todos somos personas distintas, por lo que es importante entender que la moral y los principios bíblicos se viven de distintas formas. Siendo un buen ejemplo, las madres cristianas deben ayudar a sus hijos a comprender que hay diferentes formas de interpretar la Biblia.
  • Resolver conflictos de forma positiva. Es importante transmitir a los hijos la importancia de diferenciar entre el bien y el mal, mediante diálogos honestos, claros y respetuosos. Las madres cristianas tienen la responsabilidad de mostrarles ejemplos de cómo solucionar problemas sin enfadarse ni decir cosas desagradables.

Las madres cristianas deben guiar a sus hijos hacia un camino basado en los principios bíblicos mediante la comunicación saludable. Esto es un proceso de aprendizaje continuo que implica constancia, dedicación y amor incondicional.

Conclusión

La mejor forma en que una madre cristiana puede guiar a sus hijos según los principios bíblicos es educando con amor, paciencia y disciplina. El primer paso para guiar a nuestros pequeños de acuerdo con los principios de la Biblia es que los padres tengan una buena relación familiar. Esto contribuirá a que los hijos conozcan los fundamentos de la fe y observen el buen ejemplo.

  • Hablar con amor,
  • Darles un buen ejemplo,
  • Enseñarles los valores bíblicos,
  • Ser pacientes,
  • Mostrarles la disciplina.

Otra forma es leyendo la Biblia juntos, enseñándoles las historias bíblicas, invitándolos a discusiones, respondiéndoles a sus preguntas, permitirles ver cómo la Iglesia los rodea de amor y comprensión. De esta forma, los niños aprenderán sobre Dios y sus mandamientos, comprenderán su papel en la familia y en la comunidad cristiana, descubrirán el propósito de su vida, y construirán una relación amorosa con Dios. Así, la mejor forma de guiar a un hijo con principios cristianos es a través del amor, el ejemplo y la disciplina, además de compartir la Palabra de Dios juntos.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Cómo Puede Una Madre Cristiana Guiar A Sus Hijos Según Los Principios Bíblicos? puedes visitar la categoría Familia, Salud y Matrimonio.

¡Más Contenido!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir