Si le pedimos a Dios perdón por cualquier pecado que hayamos cometido, sea grave o menos grave, como quiera ¿Dios pasara juicio por ello en el tribunal del cielo?
  • Envíenos sus preguntas o comentarios y le responderemos en base a lo que dice la Biblia acerca de su situación.  Además puede leer los comentarios de otras personas que han atravesado por experiencas como la suya.
  • Devocionales, estudios bíblicos y otros recursos que le ayudarán en su crecimiento espiritual.
  • Te has preguntado ¿qué hay después de la muerte?  La mayoría de las personas viven bajo el supuesto de que sus buenas obras lo llevarán al cielo pero, ¿es esto cierto?
  • 1
  • 2
  • 3

Si le pedimos a Dios perdón por cualquier pecado que hayamos cometido, sea grave o menos grave, como quiera ¿Dios pasara juicio por ello en el tribunal del cielo?

Para responder a esta pregunta hay que entender algunas verdades bíblicas trascendentales:

  1. PRIMERO:

El hombre no es pecador porque peca, la acción de pecado es la manifestación de la condición espiritual del hombre.

El pecado es una condición producto de la desobediencia de Adán en el principio

(Romanos 5:12 Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.)

Luego debemos saber que Cristo apareció como el segundo Adán para volvernos a ubicar en el diseño original que el primer Adán perdió, Adán en el principio desobedeció y todos fuimos constituidos pecadores, Jesús, el segundo Adán, obedeció hasta la cruz y en el hoy quien le recibe es constituido justo.

(Romanos 5:19 Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno, los muchos serán constituidos justos.

Así el primer asunto es claro, todo el que recibe a Cristo como Señor y Salvador es justo en Cristo. De la misma manera como la desobediencia de Adán afecto a toda la raza humana hacia futuro, la obra de Cristo te hace una nueva criatura y Dios te ve justo por permanecer en él y por las palabras de él que permanecen en ti. (Juan 15:5)

  1. SEGUNDO

La biblia declara: Isaías 53:4 Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. 
53:5 Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.
53:6 Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.
 

Dios envió a su hijo Jesucristo quien entregó su vida para redimirnos del pecado y por ende de la muerte, Isaías declara que Cristo llevó nuestros pecados, el juicio y castigo que merecíamos nosotros él lo recibió.

Dios nos ha perdonado todos nuestros pecados, observa:

Hebreos 9:12: y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, sino por su propia sangre, entró una vez PARA SIEMPRE en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención.

Hebreos 10:10: En esa voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez PARA SIEMPRE.

Hebreos 10:12: pero Cristo, habiendo ofrecido una vez PARA SIEMPRE un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios,

Lo ves? un solo sacrificio se efectuó! Una vez y para siempre! Un sacrificio eterno! Estamos cubiertos aún hoy!

Es decir, cuando un auténtico hijo de Dios peca el sacrificio de Cristo ya cubrió ese pecado. La biblia dice que si hemos pecado, abogado tenemos para con el Padre a Jesucristo.

Recuerda que la biblia declara: estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros LA BUENA OBRA, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo; (Filipenses 1:6:)

Dios sabe que estas en un proceso de perfección por lo que precisamente su perdón está vigente para quienes como hijos están siendo perfeccionados.

Si como hijo de Dios has pecado, confiesas tu pecado porque ya has sido perdonado. No serás enjuiciado en el tribunal de Cristo por haber cometido algún pecado siendo hijo de Dios PORQUE CRISTO LLEVO TODOS NUESTROS PECADOS SOBRE EL Y EL CASTIGO DE NUESTRA PAZ FUE SOBRE EL, el castigo que tú y yo merecemos por cualquier pecado fue castigado en Cristo.

Debo aclarar que hay una diferencia entre el hijo de Dios que peca y el incrédulo que peca: el primero, el hijo de Dios que peca, ha muerto a su vida de pecado y está en un proceso de perfección, por lo tanto habrá progresivamente una manifestación creciente de Cristo en su vida. El segundo, el incrédulo que peca, peca deliberadamente y es practicante del pecado.

Cuando la biblia habla del tribunal de Cristo alude a este como un tribunal para reconocer las obras producto de nuestra fe aquí en la tierra, no para culpar a sus hijos que recibieron el perdón en Cristo.

Para finalizar quisiera afirmar la siguiente profunda verdad bíblica:

Romanos 5:17 Pues si por la transgresión de uno solo reinó la muerte, mucho más reinarán en vida por uno solo, Jesucristo, los que reciben la abundancia de la gracia y del don de la justicia. 

Hay dos cosas que Dios espera que recibamos: abundante gracia y el regalo de la justificación en Cristo.

Cuando fallamos siendo hijos de Dios, nuestro Padre celestial espera que nos levantemos en la abundante gracia y creamos que el nos ve justos en Cristo porque es un regalo.

Pastor Angel Dario Pitti
Iglesia Cristiana La Roca
República de Panamá

Who's Online

Hay 125 invitados y 29 miembros en línea

Juicio en el cielo - nvíenos sus comentarios aquí

Correo electrónico: 
Seudónimo: 
País desde donde nos escribe: 
Háganos sus comentarios aquí: 
Por favor escriba el Código de Seguridad sslgsdcc ¡Ayúdenos a prevenir SPAM!