Reprender a los amigos no cristianos cuando hacen mal
  • Envíenos sus preguntas o comentarios y le responderemos en base a lo que dice la Biblia acerca de su situación.  Además puede leer los comentarios de otras personas que han atravesado por experiencas como la suya.
  • Devocionales, estudios bíblicos y otros recursos que le ayudarán en su crecimiento espiritual.
  • Te has preguntado ¿qué hay después de la muerte?  La mayoría de las personas viven bajo el supuesto de que sus buenas obras lo llevarán al cielo pero, ¿es esto cierto?
  • 1
  • 2
  • 3

Me da miedo reprender a mis amigos no cristianos cuando hacen mal

Soy cristiano pero mis amigos no… me da pena o a veces miedo reprenderlos cuando hacen mal. Incluso muchas veces cayo delante de su mal proceder. ¿Qué dice la Biblia acerca de eso?

A pesar de que Jesús nos dijo en Mateo 17:16 “No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo” esto no es excusa para mantenernos ausentes e insensibles a lo que sucede a nuestro alrededor. No somos de este mundo pero estamos llamados a impactar a los que aún están en él.

En nuestro devenir diario, todos establecemos algún tipo de contacto con vecinos, compañeros de trabajo o estudio, miembros de la congregación a la cual asistimos, la cajera del banco, el dependiente de la tienda o supermercado… en fin, son muchas las personas que cruzan nuestro camino cada día y estamos llamados a instarlos, redargüirlos, reprenderlos y exhortarlos en tiempo y fuera de tiempo (2 Timoteo 4:2).

Vemos como Dios habló a Ezequiel, dirigiéndolo exactamente en este punto.
Ezequiel 3:16-21 “Y aconteció que al cabo de los siete días vino a mí palabra de Jehová diciendo: Hijo de hombre, yo te he puesto por atalaya a la casa de Israel; oirás, pues, tú la palabra de mi boca, y los amonestarás de mi parte. Cuando yo dijere al impío: De cierto morirás; y tú no le amonestares ni le hablares, para que el impío sea apercibido de su mal camino a fin de que viva, el impío morirá por su maldad, pero su sangre demandaré de tu mano. Per si tú amonestares al impío, y él no se convirtiere de su impiedad y de su mal camino, él morirá por su maldad, pero tú habrás librado tu alma.

Es casi imposible que nos encontremos en este mundo sin estar expuestos a todas las cosas que en el suceden. Pero, como hijos de Dios, somos luz del mundo y tenemos una herramienta que el mundo no tiene y es el Espíritu Santo de Dios el cual nos instruye y al cual podemos clamar por sabiduría para exhortar a aquellos que lo necesitan. Debemos entonces tomar esta luz y esparcirla para ayudar a aquellos que están en tinieblas a encontrar el camino. (Mateo 5:14-16)

Sin embargo, es importante ver el orden que estableció Dios para Ezequiel (y es el mismo para todo creyente) al momento de exhortar, instruir, reprender o redargüir a nuestro prójimo. Primeramente debemos “oír la palabra de la boca de Dios”, es decir buscar la dirección de Dios y luego “amonestar”. En el ejemplo de Ezequiel vemos como Dios lo llamo para ser “atalaya”, o sea mensajero, a la casa de Israel. Nosotros, por otro lado, hemos sido llamado a ser mensajeros de la Palabra de Dios “a todas las naciones” (Mateo 28:19-20).

Como última recomendación, es importante recordar que debemos primeramente dar testimonio frente a los demás y actuar en sabiduría conforme al momento y oportunidad de la exhortación, tal y como lo dice Colosenses 4:5-6 “Andad sabiamente para con los de afuera, redimiendo el tiempo. Sea vuestra palabra siempre con gracia, sazonada con sal, para que sepáis cómo debéis responder a cada uno.”

Who's Online

Hay 108 invitados y 29 miembros en línea

Amistad - Envíenos sus comentarios aquí:

Correo electrónico: 
Seudónimo: 
País desde donde nos escribe: 
Comentario o testimonio: 
Por favor escriba el Código de Seguridad alnpnowi ¡Ayúdenos a prevenir SPAM!