Semana del 3 de marzo de 2014 - ¿A qué nombre respondes?
  • Envíenos sus preguntas o comentarios y le responderemos en base a lo que dice la Biblia acerca de su situación.  Además puede leer los comentarios de otras personas que han atravesado por experiencas como la suya.
  • Devocionales, estudios bíblicos y otros recursos que le ayudarán en su crecimiento espiritual.
  • Te has preguntado ¿qué hay después de la muerte?  La mayoría de las personas viven bajo el supuesto de que sus buenas obras lo llevarán al cielo pero, ¿es esto cierto?
  • 1
  • 2
  • 3

¿A qué nombre respondes?

Base bíblica: Isaías 43:1-11

1Ahora, así dice Jehová, Creador tuyo, oh Jacob, y Formador tuyo, oh Israel: No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú.
2 Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.
3 Porque yo Jehová, Dios tuyo, el Santo de Israel, soy tu Salvador; a Egipto he dado por tu rescate, a Etiopía y a Seba por ti.
4 Porque a mis ojos fuiste de gran estima, fuiste honorable, y yo te amé; daré, pues, hombres por ti, y naciones por tu vida.
5 No temas, porque yo estoy contigo; del oriente traeré tu generación, y del occidente te recogeré.
6 Diré al norte: Da acá; y al sur: No detengas; trae de lejos mis hijos, y mis hijas de los confines de la tierra,
7 todos los llamados de mi nombre; para gloria mía los he creado, los formé y los hice.
8 Sacad al pueblo ciego que tiene ojos, y a los sordos que tienen oídos.
9 Congréguense a una todas las naciones, y júntense todos los pueblos. ¿Quién de ellos hay que nos dé nuevas de esto, y que nos haga oír las cosas primeras? Presenten sus testigos, y justifíquense; oigan, y digan: Verdad es.
10 Vosotros sois mis testigos, dice Jehová, y mi siervo que yo escogí, para que me conozcáis y creáis, y entendáis que yo mismo soy; antes de mí no fue formado dios, ni lo será después de mí.
11 Yo, yo Jehová, y fuera de mí no hay quien salve.

Reflexión:

En algunos lugares del mundo, como en Ecuador, las personas suelen elegir para sus hijos nombres que muchas veces, a oídos foráneos, podrán sonarle extraños. Muchos escuchan una palabra y, si el sonido les agrada, sencillamente se lo dan como nombre a sus hijos. En Ecuador se ha pasado una ley que prohíbe a los padres de un infante ponerle nombres extraños ya que éstos suelen causar frustraciones a sus dueños durante su edad infantil, la adolescencia e incluso en la edad adulta. En este mismo país hay personas que han sido nombradas por sus padres como Victoria Apretada, Exquisita Pilsner, Conflicto Internacional Loor, Puente Vacacional Andrade, Aquiles Machuca, Funcionario Severo, entre otros. De hecho, hasta hay poblaciones con nombres como Tripa de Pollo, Piojito y hasta Pata de Pájaro.

Sin lugar a dudas, estos nombres pueden causarnos mucha risa, pero si vamos a la Biblia, en el tiempo en el que fue escrita, el nombre de un individuo definía quién o para qué estaría destinada una persona. Vemos el caso de Jacob quien fue llamado originalmente así, siendo el significado de su nombre algo parecido a “Dios ha sostenido”. Al estudiar la historia de Jacob (Génesis 24 al 32) observamos que él no nació como primogénito pero aún así Dios le dijo a su padre Isaac que su hermano, aún siendo mayor que él, le serviría. Podemos ver que, contra todo pronóstico, esta promesa de Dios para Jacob se sostuvo.

Ciertamente Jacob mintió y engañó, y aún ayudado por su madre, pensando que solo así lograría obtener esta primogenitura, y el actuar así le costó muy caro. Siendo que Dios había hablado acerca de su destino, ¿necesitaba Jacob proceder deshonestamente? ¿Acaso no era Dios poderoso para cumplir lo que había prometido? Sin embargo, Dios, siendo fiel a su promesa sostuvo a Jacob aún a pesar de lo que había hecho y se le apareció en un sueño afirmándole que lo sostendría y que le daría aquella tierra (Génesis 28:12-20). Y así lo hizo Jehová y, justo en el momento en el que él pensó que su hermano tomaría venganza de él por lo que había hecho, se encontró y luchó con el mismo Dios quien desde entonces cambió su nombre a Israel (Génesis 32) que significa “El que lucha con Dios”. Esta lucha incansable por obtener la bendición le valió su nuevo nombre.

Hoy día muchos viven de acuerdo al nombre que les fue puesto y en muchos casos estos nombres no hospedan promesas como las del nombre de Jacob. Muchos viven como Noemí quien voluntariamente se cambió su nombre a “Mara”, es decir “Amarga” debido a las circunstancias que le había tocado vivir. Pero, ¿cuántos deciden vivir de acuerdo al nombre que Jehová nuestro Dios les ha dado? Muchos ni siquiera vivimos concientes de las promesas que encierra el vivir bajo el nombre que Jehová nos ha dado.

Su Palabra nos dice en Jeremías 43:1 que es Jehová, nuestro creador, quien nos puso nombre!!!! Es Él quien nos redimió, es decir, quien nos compró a través de la sangre de su hijo Jesús en la cruz del calvario… es Él quien relama propiedad sobre nosotros diciendo “mío eres”. Más abajo, en este mismo capítulo Dios nos dice que, aquellos que somos suyos contaremos con su presencia en los momentos más difíciles y aún el fuego de la prueba no nos quemará… porque sí, habrá fuego, y tendremos que pasar por él, pero su Palabra nos dice que este fuego no nos consumirá.

Es importante notar que esta promesa solo puede ser reclamada por aquellos que han decidido responder al nombre de aquel quien los reclama como suyos porque ellos lo siguen.

Entonces, ¿a qué nombre respondes tú? ¿Respondes como un hijo a su Padre Celestial? Si no estás seguro de la respuesta entonces es un buen momento para abrir la puerta que permite la entrada a Dios a tu corazón. Si reconoces la voz de Jehová como Creador pero las circunstancias de la vida han apagado su voz permitiéndote solo escuchar voces de duda, incertidumbre y temor, entonces has un alto y busca en oración la orientación de aquel quien te está llamando quien te ama y quien, a través de su Palabra, ha dicho y a demostrado quiere dar “hombres por ti y naciones por tu vida” (Isaías 43:4).

Bendiciones!

Who's Online

Hay 35 invitados y 21 miembros en línea

Estudios Bíblicos