Semana del 7 al 13 de septiembre de 2014 - Pidiendo como conviene
  • Envíenos sus preguntas o comentarios y le responderemos en base a lo que dice la Biblia acerca de su situación.  Además puede leer los comentarios de otras personas que han atravesado por experiencas como la suya.
  • Devocionales, estudios bíblicos y otros recursos que le ayudarán en su crecimiento espiritual.
  • Te has preguntado ¿qué hay después de la muerte?  La mayoría de las personas viven bajo el supuesto de que sus buenas obras lo llevarán al cielo pero, ¿es esto cierto?
  • 1
  • 2
  • 3

Pidiendo como conviene

Base bíblica: Santiago 4:1-12

¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros?
2 Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís.
3 Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites.
4 !!Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.
5 ¿O pensáis que la Escritura dice en vano: El Espíritu que él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente?
6 Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes.
7 Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.
8 Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones.
9 Afligíos, y lamentad, y llorad. Vuestra risa se convierta en lloro, y vuestro gozo en tristeza.
10 Humillaos delante del Señor, y él os exaltará.

Reflexión:

Cuando en un ambiente eclesiástico (más en el evangélico) se toca el tema del pedir y el recibir normalmente las personas lo asocian con dinero. El mal llamado “evangelio de la prosperidad” es lo que está de moda… muchos invitan a pactar, otros apelan por las ofrendas especiales que una vez dadas traerán como resultado aquello que tanto se anhela… en fin, muchos son los que promueven las bendiciones de Dios como un bien en el que se puede invertir, gestionar y hasta transar… como un bien que está disponible a la libre oferta y demanda. Sin embargo, no es enteramente así. A través de este extracto bíblico observamos el reflejo de lo que normalmente hay en el corazón de las personas cuando piden y el por qué no reciben.

La Biblia nos presenta las bendiciones de Dios de un modo muy diferente, de acuerdo a lo que dicen sus escrituras, las bendiciones: nos alcanzan producto de la obediencia (Deuteronomio 28:1-2), vienen por añadidura (Mateo 6:33), es potestad de Dios el cómo repartirlas (Romanos 9:13-16). Dios es soberano, sabio, misericordioso… es fiel a su Palabra y cuando promete, cumple. A Dios no se le puede torcer el brazo, amedrentar, sugestionar o manipular… Dios es Todopoderoso!!!!

Entonces, ¿en qué consiste pedir como conviene? Para responder correctamente a este cuestionamiento es importante añadir algo de contexto. En teoría, el hijo de Dios, el creyente, el cristiano, el discípulo de Cristo sabe y entiende que fue creado para la eternidad. Aquel que cree en el sacrificio de Jesús y confiesa que Dios lo levantó de entre los muertos sabe que, como parte de su elección de vida, también eligió vivir de acuerdo a la premisa de que todo discípulo de Cristo ha aceptado cargar aquella cruz juntamente con él (Gálatas 2:20). Esta cruz adquiere su peso a través de las almas de las personas por las cuales Cristo se ofreció en sacrificio… esto es para todo aquel que acepta este sacrificio. El discípulo de Cristo entiende que su vida debe girar en torno a llevar el conocimiento de la verdad de Cristo a toda criatura… alrededor de toda la tierra… es precisamente ésta la “gran comisión” que Cristo le dejó a los que le seguían (Mateo 28:19-20).

Entonces, si tenemos esto en claro, significa que todo lo que pidamos debe estar orientado a que esto se cumpla, ¿si o no? Dicho de otro modo… aquella casa en la playa que tanto anhelamos… aquel auto nuevo que decimos necesitar… aquella persona que sentimos amar… aquel asenso en el trabajo que creemos merecer… aquel aumento de salario que hemos gastado aun sin haberlo recibido… en fin, aquellas cosas por las que oramos fervientemente y no vemos recibir, ¿las estamos pidiendo para con ellas colaborar en el crecimiento del reino de Dios en la tierra o para nuestro propio deleite? Mucho cuidado con cómo responde a esta pregunta, recuerde que Dios no puede ser engañado… recuerde que Dios conoce los pensamientos y las intenciones de su corazón (Jeremías 17:9-10).

Para pedir como conviene:

1. Perseveremos por vivir en el Espíritu Santo y no en la carne ya que es el Espíritu Santo quien nos ayuda en nuestra debilidad e intercede por nosotros (Romanos 9:26)

2. Sometamos a Dios nuestras vidas de acuerdo a lo que su Palabra dice que él espera de nosotros y resistamos al diablo, y más aún a nuestra propia naturaleza pecaminosa.

3. Acerquémonos a Dios y él se acercará a nosotros… es a través de esta cercanía que desarrollamos la comunión necesaria para escuchar su voz y seguirla.

4. Procuremos vivir libres del pecado.

5. Perseveremos en congregarnos así como en el ayuno y la oración

Estas son algunas de las estrategias que le ayudarán a encontrar el orden correcto en sus prioridades al momento de pedirle algo a Dios.

Culmine este tiempo devocional tomando un tiempo para reflexionar en lo leído haciendo especial énfasis en las cosas que tocan su vida a nivel personal, familiar, profesional y espiritual y ore a Dios con acción de gracias, por su vida y por las bendiciones que de él ha recibido hasta hoy. Dedique además un tiempo a solas cada día de la semana para reflexionar en lo leído apoyándose en las lecturas diarias sugeridas y trabaje por hacer los cambios que necesita hacer en su persona.

Lectura bíblica sugerida:

Día 1: Romanos 9:1-29

Día 2: Mateo 6:25-34

Día 3: Deuteronomio 28:1-14

Día 4: Romanos 8:1-27

Día 5: Jeremías 17:1-18

Día 6: Gálatas 2:11-21

Bendiciones!!!

Who's Online

Hay 97 invitados y 21 miembros en línea

Estudios Bíblicos