Semana del 1 al 7 de junio de 2014 - Administración Financiera del Hogar - Segunda Parte
  • Envíenos sus preguntas o comentarios y le responderemos en base a lo que dice la Biblia acerca de su situación.  Además puede leer los comentarios de otras personas que han atravesado por experiencas como la suya.
  • Devocionales, estudios bíblicos y otros recursos que le ayudarán en su crecimiento espiritual.
  • Te has preguntado ¿qué hay después de la muerte?  La mayoría de las personas viven bajo el supuesto de que sus buenas obras lo llevarán al cielo pero, ¿es esto cierto?
  • 1
  • 2
  • 3

Administración Financiera del Hogar - Segunda Parte

Referencia bíblica: Lucas 12:32-40

32 No temáis, manada pequeña, porque a vuestro Padre le ha placido daros el reino. 33 Vended lo que poseéis, y dad limosna; haceos bolsas que no se envejezcan, tesoro en los cielos que no se agote, donde ladrón no llega, ni polilla destruye. 34 Porque donde está vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón. 35 Estén ceñidos vuestros lomos, y vuestras lámparas encendidas; 36 y vosotros sed semejantes a hombres que aguardan a que su señor regrese de las bodas, para que cuando llegue y llame, le abran en seguida. 37 Bienaventurados aquellos siervos a los cuales su señor, cuando venga, halle velando; de cierto os digo que se ceñirá, y hará que se sienten a la mesa, y vendrá a servirles. 38 Y aunque venga a la segunda vigilia, y aunque venga a la tercera vigilia, si los hallare así, bienaventurados son aquellos siervos. 39 Pero sabed esto, que si supiese el padre de familia a qué hora el ladrón había de venir, velaría ciertamente, y no dejaría minar su casa. 40 Vosotros, pues, también, estad preparados, porque a la hora que no penséis, el Hijo del Hombre vendrá.

Reflexión:

A través de este devocional le presentamos los tres principios de administración financiera que completan la enseñanza de la semana del 15 al 31 de mayo de 2014. Recuerde que estas estrategias pueden servirle como modelo de trabajo en su hogar ya que están diseñadas para ser utilizadas por la familia en su conjunto.

Principios de administración financiera (continuación)

  1. Obediencia
  2. Inversión en el reino de Dios
  3. Agradecimiento

3. Obediencia:

El profeta Samuel expresa que “¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros.” (1Samuel 15:22).

Partiendo de la base de que en la Biblia encontramos todo lo que Dios dice con respecto a lo que espera él de nosotros; de que, asistimos a nuestras respectivas congregaciones y escuchamos el mensaje que Dios envía a su iglesia a través de los pastores y aquellos a quienes a escogido para esto; y de que, además oramos y buscamos su dirección durante nuestros tiempos devocionales e íntimos con Dios entonces todos tenemos instrucciones no solo como congregación sino como personas de qué y cómo hacer con nuestros recursos financieros.

La Biblia nos presenta un resumen de los deberes cristianos con respecto a la administración de nuestras finanzas:

1. Hebreos 13:1-3 nos dice “Permanezca el amor fraternal. No os olvidéis de la hospitalidad, porque por ella algunos, sin saberlo, hospedaron ángeles. Acordaos de los presos, como si estuvierais presos juntamente con ellos; y de los maltratados, como que también vosotros mismos estáis en el cuerpo.” Proverbios 28:17 “El que da al pobre no tendrá pobreza; mas el que aparta sus ojos tendrá muchas maldiciones.” Debemos contribuir con el que lo necesita con el que está en escasez o imposibilitado.

2. 1 Juan 3:17 nos dice “Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él? 18 Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad. Debemos apoyar no solo de palabra sino con nuestros recursos financieros.

3. Mateo 25:14-30, La Parábola de los Talentos. En ella se presentan tres personajes que administraron de modo diferente los recursos que su señor les había dejado en custodia. Los primeros lo invirtieron pero el último fue llamado negligente al no hacer nada con lo que tenía. De esto se trata, de hacer y poner a trabajar los recursos financieros que Dios pone en nuestras manos y no vivir preocupados por engordar una cuenta bancaria sin un fin en particular más que el de acumular riquezas terrenales.

4. Gálatas 6:2 – 6:10 “Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo” … “Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe.” Es importante aportar para el ministerio a través de los diezmos y las ofrendas conforme a la dirección que Dios ponga en el corazón de cada cual ya que de esta forma los que trabajan en la obra y la misma crecen.

5. Proverbios 3:9-10 “Honra a Jehová con tus bienes, Y con las primicias de todos tus frutos; 10 Y serán llenos tus graneros con abundancia, Y tus lagares rebosarán de mosto.”   La Biblia nos dice en Filemón 1:14 que las cosas que hagamos deben ser de acuerdo a nuestra bondad y no por obligación. El concepto del diezmo y las ofrendas es uno de los temas de mayor controversia entre los cristianos y los no cristianos, sin embargo este principio de administración financiera está orientado hacia el concepto de Dios en su Palabra “es más bienaventurado dar que recibir” (Hechos 20:35). Si el dilema está en el término que se utiliza entonces cámbielo por su propia paz… llámelo ventezmar, treintasmar… llámelo como Dios lo ponga en su corazón… sencillamente no entre a regatear con Dios en cuanto a la cantidad de dinero que usted aporta, mas bien, hágalo sabiendo que “el alma generosa será prosperada y el que riega también será regado” (Proverbios 11:25)… y que “el que da debe hacerlo con liberalidad (Romanos 12:8)

4. Invertir en el Reino de Dios

31 Mas buscad el reino de Dios, y todas estas cosas os serán añadidas. 32 No temáis, manada pequeña, porque a vuestro Padre le ha placido daros el reino. 33 Vended lo que poseéis, y dad limosna; haceos bolsas que no se envejezcan, tesoro en los cielos que no se agote, donde ladrón no llega, ni polilla destruye. 34 Porque donde está vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón. Lucas 12:31-34

5. Agradecimiento:

La Biblia nos dice en 1Tesalonisenses 5:18 “Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.“

Si entendemos que todo le pertenece a Dios y que todo fue creado por él y para él (Colosenses 1:16) entonces viviremos viendo el vaso medio lleno y no medio vacío. Sabemos que Dios solo tiene pensamientos de bien y no de mal para nosotros (Jeremías 29:11) entonces es en medio del agradecimiento por las bendiciones recibidas que nuestro corazón encontrará descanso en la presencia de Dios. Es allí en donde precisamente, a pesar de la escasez que pueda llegar a existir encontraremos el modo de dar y compartir con los demás. Es justo allí, en el proceso de ser agradecidos que no escatimaremos para aportar a la obra de Dios.

Finalmente, tome un tiempo para reflexionar en su postura frente a la administración de sus recursos financieros. Evalúe y desarrolle una lista de actitudes en las que usted desea empezar a trabajar a la luz de lo que ha aprendido a través de este devocional.

Lecturas sugeridas durante la semana:

1. Hebreos 13:1-19

2. 1 Juan 13:1-24

3. Mateo 25:14-30

4. Gálatas 6:1-17

5. Romanos 12:1-21

6. 1 Tesalonicenses 5:12-24

Bendiciones!!

Who's Online

Hay 85 invitados y 23 miembros en línea

Estudios Bíblicos