Semana del 22 de febrero, 2015 - Dios, nuestro amparo y fortaleza
  • Envíenos sus preguntas o comentarios y le responderemos en base a lo que dice la Biblia acerca de su situación.  Además puede leer los comentarios de otras personas que han atravesado por experiencas como la suya.
  • Devocionales, estudios bíblicos y otros recursos que le ayudarán en su crecimiento espiritual.
  • Te has preguntado ¿qué hay después de la muerte?  La mayoría de las personas viven bajo el supuesto de que sus buenas obras lo llevarán al cielo pero, ¿es esto cierto?
  • 1
  • 2
  • 3

Dios, nuestro amparo y fortaleza

Base bíblica:  Salmos 46:1-11

1Dios es nuestro amparo y fortaleza,
    Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.

  1. Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida,
    Y se traspasen los montes al corazón del mar;
  2. Aunque bramen y se turben sus aguas,
    Y tiemblen los montes a causa de su braveza. Selah
  3. Del río sus corrientes alegran la ciudad de Dios,
    El santuario de las moradas del Altísimo.
  4. Dios está en medio de ella; no será conmovida.
    Dios la ayudará al clarear la mañana.
  5. Bramaron las naciones, titubearon los reinos;
    Dio él su voz, se derritió la tierra.
  6. Jehová de los ejércitos está con nosotros;
    Nuestro refugio es el Dios de Jacob. Selah
  7. Venid, ved las obras de Jehová,
    Que ha puesto asolamientos en la tierra.
  8. Que hace cesar las guerras hasta los fines de la tierra.
    Que quiebra el arco, corta la lanza,
    Y quema los carros en el fuego.
  9. Estad quietos, y conoced que yo soy Dios;
    Seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra.
  10. Jehová de los ejércitos está con nosotros;
    Nuestro refugio es el Dios de Jacob. Selah

Reflexión:

El temor puede definirse como el sentimiento que se experimenta al sentir amenaza o riesgo ante algo que podría causar daño o perjuicio.  Este sentimiento normalmente lleva a quien lo experimenta a rechazar o repeler la fuente que lo origina.  Indistintamente de que la fuente que provoca temor a una persona tenga o no un fundamento real la sensación en la mayoría de los casos suele inhibir a los que lo sienten de actuar con libertad y de tomar decisiones racionales.  El temor es aquel sentimiento que siente aquel que recibe un diagnostico medico que promete una muerte prematura, o aquel que se enfrenta a una inminente perdida ya sea de un ser querido o de un bien material, o aquel que se ve o siente impotente frente a una autoridad superior que se impone por todos los medios, o aquel que a causa de su incapacidad por llevar a cabo una tarea enfrenta posible consecuencias nada favorables.

Temor e incertidumbre es lo que seguramente sintió el rey Ezequías cuando llego a el aquella profecía que declaraba la terminación prematura de sus días.  Aun cuando temía y probablemente sentía desesperación, su reacción inicial fue la de apartarse a solas y clamar a Dios por sanidad.  La fe de este hombre hizo posible que lo que anhelaba su corazón se convirtiese en una realidad.   Al parecer Ezequías sabia que Dios podía ser su ampara y fortaleza y que era poderoso para revertir cualquier condición adversa o enfermedad (2 Reyes 20:1-11).

Temor sintió la reina Esther cuando supo del complot que se había fraguado para destruir a su pueblo.  Ester no solo se corría el riesgo de perder su vida sino de que perder a sus seres queridos y con ellos todas sus posesiones.  Ella no oculto su temor ni su aflicción sino que recurrió al ayuno y la oración para buscar intimidad con Dios (Ester 3-4).  Ester sabia que Jehová de los Ejércitos estaba con ella y que su refugio era el Dios de Jacob.

Temor era lo que constantemente sentía Gedeón al ver a su pueblo ser oprimido y relegado a esconderse en cuevas porque constantemente eran saqueados por el enemigo.  Gedeón vivió una vida de terror y humillación al verse obligado a esconderse de su enemigo pero cuando Dios lo llamo aun en medio de su temor el se levanto y siguió a la voz de Dios y siguió su dirección.  El temor que sentía Gedeón no fue impedimento para obedecer la voz de Dios fue gracias a esto que Dios lo llamo siervo esforzado y valiente no porque en el momento lo fuese sino porque Dios conocía su potencial.  El secreto del éxito de Gedeón estuvo en permitir que Jehová hiciera cesar las guerras hasta los confines de la tierra… que quebrara el arco y cortara la flecha de su enemigo. 

Lo que tienen en común la historia de estos tres personajes bíblicos no solo es el hecho de que sintieran temor sino de que en el caso de los tres ellos entendieron la virtud de la Palabra de Dios “estad quietos y sabed que yo soy Jehová”.  Los tres pudieron haber asumido diferentes posturas pero gracias al testimonio de los tres hoy día sus historias son parte de las Sagradas Escrituras.  En tu caso, como manejas las crisis?  Eres de los que sale a buscar soluciones dejando a Dios como plan B? 

Estarse quietos para ver actuar a Dios muchas veces puede implicar:

1. No salir a buscar la justicia por mano propia aun cuando la razón nos asista sino recordar que la Biblia nos dice en Romanos 12:19-20 “No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor. Así que, si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer; si tuviere sed, dale de beber; pues haciendo esto, ascuas de fuego amontonarás sobre su cabeza.

2.  En vez de desesperar, hacer una pausa en medio de la situación para levantar la mirada hacia Dios reconociendo que el tiene cuidado de nosotros y que por nada debemos estar afanosos sino que nuestras peticiones deben ser elevadas a Dios con ruego y acción de súplica (Filipenses 4:6)

3.  Reconocer delante de Dios que tememos y permitir que sea su Espíritu Santo quien nos ministre y traiga a nosotros esa paz que sobre pasa todo entendimiento gobierne nuestros corazones (Filipenses 4:7) y nos permita realmente descansar en aquel que es Poderoso para hacer de lo imposible algo posible.

Amado hermano(a), esta reflexión tiene como objetivo recordarle que sin importar las pruebas y tribulaciones que usted pueda estar enfrentando o haya enfrentado, Dios quiere ser tu ampara y tu fortaleza, esto significa ser aquel lugar en donde tu corras en busca de un refugio seguro y una fortaleza impenetrable.  Ciertamente a la vida de toda persona llegan momentos difíciles y mas aun a los que son seguidores de Cristo, lo bueno es que esto es apenas temporal y que Dios ha prometido un galardón a aquel que es fiel hasta la muerte sabiendo que obtendrá la corona de la vida (Apocalipsis 2:10).

No temas abrir tu corazón delante de Dios… el sabe que hay en el.  Abre tu corazón a Cristo y, como Gedeón, reconoce tu debilidad y Jehová, Dios de amor te confortara y sostendrá con la diestra de su justicia.

Termina este tiempo de reflexión tomando un tiempo para entrar en intimidad con Dios a través de la oración y exprésale tu sentir.  Derrama tu corazón delante de el y confía en que el te escucha ya que un corazón contrito y humillado el no echa fuera (Salmos 51:17).  Finaliza el periodo de oración con acción de gracia recibiendo aquella paz y seguridad que solo la presencia de Cristo da.

Lectura recomendada:

  1. 2 Reyes 20:1-11
  2. Ester 4:1-16
  3. Ester 5:1-14
  4. Jueces 6:1-40
  5. Jueces 7:1-25
  6. Filipenses 4:1-26

Bendiciones,

Respuesta Bíblica.com

Who's Online

Hay 112 invitados y 22 miembros en línea

Estudios Bíblicos