Semana del 11 al 17 de mayo de 2014 - El poder del perdón
  • Envíenos sus preguntas o comentarios y le responderemos en base a lo que dice la Biblia acerca de su situación.  Además puede leer los comentarios de otras personas que han atravesado por experiencas como la suya.
  • Devocionales, estudios bíblicos y otros recursos que le ayudarán en su crecimiento espiritual.
  • Te has preguntado ¿qué hay después de la muerte?  La mayoría de las personas viven bajo el supuesto de que sus buenas obras lo llevarán al cielo pero, ¿es esto cierto?
  • 1
  • 2
  • 3

El poder del perdón

Base bíblica: Hebreros 10:12-25

12 pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios, 13 de ahí en adelante esperando hasta que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies; 14 porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados. 15 Y nos atestigua lo mismo el Espíritu Santo; porque después de haber dicho: 16 Este es el pacto que haré con ellos después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en sus corazones, Y en sus mentes las escribiré, 17 añade:  Y nunca más me acordaré de sus pecados y transgresiones. 18 Pues donde hay remisión de éstos, no hay más ofrenda por el pecado. 19 Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, 20 por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne, 21 y teniendo un gran sacerdote sobre la casa de Dios, 22 acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura. 23 Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió. 24 Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; 25 no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.

Reflexión:

La fuente y motivación de la Biblia está establecida sobre el amor de Dios hacia su creación más excelente, el ser humano. Desde el momento en que Dios creó el mundo también estableció los parámetros y/o normas de conducta para el hombre y la mujer (Génesis 2). Dios no dejó nada al asar. Antes del pecado, el hombre tenía una conexión directa con Dios.

Muchas cosas han cambiado en su estructura desde la creación del mundo, si embargo la Palabra de Dios no ha variado… sigue siendo la misma, “el cielo y la tierra pasarán pero las palabras de Dios no pasarán (Mateo 24:35). Es justo allí, en la Biblia en donde encontramos el modelo que diseñó Dios para el perdón de los pecados:

1. Arrepentimiento: Hechos 3:19 “Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio”. Mateo 3:8 “Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento”. Es importante mencionar que en la Biblia el arrepentimiento se refiere a un cambio de mentalidad que debe traer como resultado final un cambio de conducta es decir, si verdaderamente nos arrepentimos por robar nuestro arrepentimiento debe llevarnos a esforzarnos por no robar más. Si seguimos robando es porque el arrepentimiento no es genuino.

2. Confesión del pecado: 1 Juan 1:9 “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.” Santiago 5:16 “Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho”. El arrepentimiento genuino además siempre va acompañado de una confesión. Al morir Jesús, el velo del templo fue rasgado dándonos acceso directo a Dios, es decir que la confesión de los pecados debe hacerse delante de Dios ya que solo Él tiene potestad para perdonar y redimir y, si nuestro pecado ha dañado a otros la confesión de pecado hacia ellos debe ir acompañada del deseo expreso de ser perdonados ya que solo así tanto el pecador como el que ha sido agraviado encontrarán sanidad espiritual (Hebreos 10:20-22).

3. Perdonar: Mateo 6:12 “Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores”. Mateo 5:23-25 “Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, 24 deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda. 25 Ponte de acuerdo con tu adversario pronto, entre tanto que estás con él en el camino, no sea que el adversario te entregue al juez, y el juez al alguacil, y seas echado en la cárcel”. Bien nos dice la Biblia que debemos hacer con los otros como queremos que se haga con nosotros (Lucas 6:31). Es imposible llegar a un resultado positivo en esta ecuación si este último paso no se realiza. La Biblia nos dice que el que dice que está en la luz y aborrece a su hermano está en tinieblas (1 Juan 2:9).

El perdón de Dios está disponible para todo aquel que, con un corazón arrepentido, confiesa su pecado y se vuelve de su mal camino. A este corazón Dios no lo hecha fuera (Salmos 5:17).   Y más aún, Dios no solo nos ofrece el perdón de nuestros pecados sino que los borra y más nunca se acuerda de ellos. “Yo, yo soy el que borro tus rebeliones por amor de mí mismo, y no me acordaré de tus pecados.” Isaías 43:25; “Y nunca más me acordaré de sus pecados y transgresiones” Hebreos 10:17.

Dios en su infinito amor nos amó y entregó a su único hijo como cordero para sacrificio para así expiar nuestros pecados de una vez por todas. Es este gran sacrificio el que aceptamos cuando, arrepentidos, confesamos nuestros pecados y pedimos perdón… y cuando perdonamos recordando que también hemos sido perdonados.   La Biblia nos dice que el amor de Dios es tan grande que nada nos podrá apartar de él (Romanos 8:38-39).

Amado hermano(a), culmine este tiempo de reflexión y estudio de la Biblia dándole gracias a Dios por el perdón de sus pecados. Además pídale a Dios que traiga a su mente los pecados por los cuales usted aún no se ha arrepentido. Un reto importante que deseamos lanzarle a partir de esta semana: identifique a aquellos con los cuales usted necesita ponerse a cuenta, ya sea para pedirles perdón o para perdonarlos y haga conforme corresponda. Le garantizamos que, conforme a lo aprendido, su corazón será sanado.

Lecturas sugeridas para esta semana:

1. Mateo 24:29-51

2. Hechos 3:11-26

3. Lucas 6:27-42

4. 1 Juan 2:1-17

5. Santiago 5:7-20

6. Hebreos 10:1-25

Bendiciones!!

Who's Online

Hay 105 invitados y 21 miembros en línea

Estudios Bíblicos