Diciembre 2015 : El amor una decisión no solo un sentimiento
  • Envíenos sus preguntas o comentarios y le responderemos en base a lo que dice la Biblia acerca de su situación.  Además puede leer los comentarios de otras personas que han atravesado por experiencas como la suya.
  • Devocionales, estudios bíblicos y otros recursos que le ayudarán en su crecimiento espiritual.
  • Te has preguntado ¿qué hay después de la muerte?  La mayoría de las personas viven bajo el supuesto de que sus buenas obras lo llevarán al cielo pero, ¿es esto cierto?
  • 1
  • 2
  • 3

El amor, una decisión no solo un sentimiento

Base bíblica: Colosenses 3:5-25

Reflexión:

Muchos son los programas de televisión, las películas de Hollywood y las canciones en todos sus géneros que nos venden el amor como un sentimiento tan poderoso que puede llevar a alguien a dar la vida por el ser amado; nos muestran un amor que divide matrimonios so pretexto de que el primer amor o el alma gemela prevalece por sobre quien fue elegido como cónyuge… este modelo promueve como aceptable y hasta justo el sostener relaciones sexuales como muestra o prueba del sentimiento aun antes del matrimonio e incluso entre personas del mismo sexo; expone que cuando el amor se acaba es más saludable la separación ya que todo ser humano tiene el derecho a estar con alguien a quien ame y quien le ame.

Sin embargo, ¿qué es realmente el amor? ¿Cómo lo define quien lo creó y quien lo es en sí mismo? Quién mejor que el inventor para determinar las instrucciones de uso:“Amados, amémonos unos a otros, porque el amor es de Dios, y todo el que ama es nacido de Dios y conoce a Dios. El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor”. 1 Juan 4:7-8 nos presenta la base de esta reflexión ya que determina el amor no como una cualidad, calificación o actitud (sustantivo) sino como el ser (verbo), esencia, raíz y acción de Dios. Entonces, Dios no solo creó el amor sino que es amor en sí mismo y ya que nos creó, aunque no somos él, cuando nos creó nos hizo a su imagen y semejanza y, a través de la Biblia, nos da detalladas y específicas instrucciones de cómo ser semejantes a él… de como amar y de como ser amor.

El ser humano en su naturaleza posee el deseo de estar en comunidad, cualidad que Dios observó desde Adán y es precisamente a través de esta interacción que pone o no en función aquellos atributos que lo hacen semejante a su creador. Jacob, mientras huía de su hermano luego de haberle robado la primogenitura, conoció a Raquel y la amó al punto de acceder ante su padre a trabajar siete años para poder desposarla. Al pasar los siete años, a través de un engaño, le fue entregada Lea la hermana mayor y él al saberlo en vez de decidir amarla optó por trabajar otros siete años para que le fuese entregada. Esto como consecuencia trajo roces, frustración y gran amargura a ambas esposas quienes lucharon incansablemente por darle hijos a Jacob y al final estos hijos crecieron y emularon la envidia y amargura que existía entre sus madres y terminaron vendiendo como esclavo a uno de sus hermanos. ¿Acaso no podía Jacob decidir amar a Lea y no perseverar en su empeño por desposar a Raquel?

La base bíblica utilizada como referencia para esta reflexión nos presenta un modelo puntual de lo que es el amor y de como amar. Si partimos del principio de que aquellos que hemos decidido seguir a Cristo estamos siendo formados conforme a su modelo entonces podemos definir dentro de este extracto bíblico las cosas que debemos dejar de hacer, las que debemos hacer ahora y las que debemos procurar hacer para vivir el amor como lo que realmente es, una decisión y no solo un sentimiento.

Lo que debemos dejar de hacer:

Debemos matar en nosotros todo lo que no viene de Dios y de su naturaleza: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría, ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas. Esto lo podemos lograr siguiendo una regla bíblica:  “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús. Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad”. Filipenses 4:6-8

Lo que debemos hacer ahora:

Debemos vestirnos como escogidos de Dios y nuestros vestidos deben mostrarnos como personas que muestren misericordia, bondad, humildad, mansedumbre, paciencia; personas tolerantes, perdonadoras, agradecidas, obedientes a la Palabra de Dios y dispuestas a amar. Si analizamos detenidamente esta propuesta observaremos que el mandato es a “vestirnos” esto significa que es algo que debemos decidir hacer y no algo que va a nacer espontáneamente en nosotros; es algo que requiere de una acción y no algo que va a emanar sin que lo activemos. Esto también denota cómo deben ser nuestros vestidos ya que en definitiva si nos hacemos llamar reyes o reinas y estamos vestidos con trapos andrajosos, rotos y sucios entonces nadie nos creerá ni respetará nuestra investidura. Entonces, no solo debemos vestirnos, es decir decidir accionar estas cualidades en nosotros sino que debemos mostrarlas a los demás, en otras palabras, debemos vestirnos de amor que es la vestidura perfecta. Efesios 4:17-34

Lo que debemos procurar hacer en adelante:

Debemos procurar hacer todas las cosas, sea de palabra o de hecho, en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él… debemos hacer todas las cosas de corazón, como para el Señor y no para los hombres y en esta área de acción la Biblia no deja nada a la imaginación ya que todo ser humano es hijo, padre o madre, esposo o esposa, siervo (empleado) o empleador. En otras palabras, Dios nos dice que debemos hacer todo en el nombre de Jesús y que debemos amar a los demás como amándolo a él, si hacemos esto entonces las casadas estarán sujetas a sus maridos y esto habla de unidad y cobertura; los maridos entonces amarán a sus mujeres y no serán ásperos con ellas, otro fragmento bíblico lo describe como “tratar a la esposa como vaso frágil”. Por otra parte, los hijos obedecerán a sus padres en todo entendiendo que los padres no los exasperarán hasta desalentarlos sino que serán de testimonio para ellos; los empleados servirán entendiendo que el trabajo es una bendición de Dios y que somos administradores de esta gracia y es de Cristo de quien recibirán la recompensa; los empleadores deben hacer lo mismo con sus empleados, dejando las amenazas, sabiendo que el Señor de ellos y el suyo está en los cielos, y que para él no hay acepción de personas. Efesios 6:1-9

Apreciado lector, le exhortamos a que tome un espacio cada día de la semana y que dedique ese tiempo para leer la Biblia. Puede utilizar las lecturas recomendadas y ampliar su análisis de esta reflexión, al terminar de leer, ponga en perspectiva su vivencia diaria y defina planes de acción medibles y realizables. Esto le ayudará en su crecimiento espiritual y lo encaminará hacia la madurez en Cristo Jesús. Esta reflexión lo invita a renovar su perspectiva acerca del amor, aunque el planteamiento no sea muy popular la realidad es que el camino angosto que debemos seguir aquellos que hemos decidido seguir a Cristo tampoco lo es, aun así la buena noticia es que, aunque este camino es angosto es el que lleva a la vida eterna.

Presente hoy su vida a Dios en oración y decida en su corazón amar a los demás no porque lo amen a usted sino a pesar de que no lo hagan ya que Cristo lo ama usted aun cuando usted no le obedece, sino porque usted entiende que es lo que Dios espera que usted haga.

Lecturas recomendadas:

1. 1Juan 4:7-21

2. Efesios 6:1-9

3. Efesios 4:17-34

4. Filipenses 4:1-20

5. Romanos 5:1-8

6. Apocalipsis 3:14-22

Bendiciones,
Respuesta Bíblica.com

Who's Online

Hay 36 invitados y 21 miembros en línea

Estudios Bíblicos