Pornografía
  • Envíenos sus preguntas o comentarios y le responderemos en base a lo que dice la Biblia acerca de su situación.  Además puede leer los comentarios de otras personas que han atravesado por experiencas como la suya.
  • Devocionales, estudios bíblicos y otros recursos que le ayudarán en su crecimiento espiritual.
  • Te has preguntado ¿qué hay después de la muerte?  La mayoría de las personas viven bajo el supuesto de que sus buenas obras lo llevarán al cielo pero, ¿es esto cierto?
  • 1
  • 2
  • 3

Pornografía, ¿qué dice la Biblia acerca de esto?

Abordemos este tema con el detalle que se merece.  Primeramente, pornografía es básicamente un grupo de imágenes o sonidos creados con la simple intención de exitar sexualmente a quienes están expuestos a ellos.  De hecho el término "pornografía" procede de la palabra griega πόρνη «pórnē», «prostituta» y γράφειν «gráphein», «grabar, escribir, ilustrar» y el sufijo -ία (-ía, «estado de, propiedad de, lugar de»), teniendo por lo tanto el significado de: descripción o ilustración de las prostitutas o de la prostitución. 

Muchas son las voces que apelan por el uso de la pornografía como herramienta eficaz para llevar algo de emoción o avivar las relaciones sexuales en el matrimonio. Otros hasta afirman que la exposición frecuente a esta puede servir como paliativo para aquellos con deseos sexuales depravados como pedófilos y otros tipos de ofensores sexuales. Según esta teoría el ofensor sexual descarga su necesidad de intimidad en el uso de la pornografía evitando así que estas personas afecten a terceros.

Estas teorías no son más que un intento por degradar el impacto real del efecto del uso de la pornografía. Sin embargo la Palabra de Dios tiene un punto de vista totalmente distinto. A la luz de la Biblia, el uso de la pornografía es un acto que no agrada a Dios. La pornografía degrada el uso natural para el cual Dios creó la sexualidad ya que se enfoca exclusivamente en llegar al coito sin ningún otro propósito que alcanzar la estimulación sexual. La pornografía vende una imagen distorsionada de lo que es una relación sexual, presentando en la mayoría de los casos imágenes de orgías (sexo entre varias personas), de homosexualidad y bisexualidad acciones claramente aborrecidas por Dios quien en su Palabra nos dice en 1 Corintios 6:9-11 “¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, 10 ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios.

La pornografía es una de las principales causas del aumento de desviaciones sexuales como la escopofilia (placer sexual obtenido al mirar escenas sexualmente estimulantes o los genitales de otra persona) o el voyeurismo en donde las personas alcanzan la excitación sexual al espiar a otros mientras se desvisten para ver su desnudez o mientras tienen relaciones sexuales.

El propósito de Dios para nuestras vidas no es que vivamos esclavos de enfermedades y mucho menos de desviaciones sexuales que terminan por deteriorar las relaciones interpersonales de aquellos asiduos a la pornografía y en la misma dirección deterioran significativamente la comunicación con Dios.

El propósito de Dios para la sexualidad era otro. Dios creó el sexo:

- Para el crecimiento y la multiplicación del ser humano en la tierra. Génesis 1:28 “Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.”

- Como el vínculo que une a un hombre y una mujer como fruto del matrimonio. Génesis 2:24 “Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.”

- Exclusivamente para el matrimonio, éste constituido por un hombre y una mujer. Hebreos 13:4 “Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios.”

Dios hizo al ser humano a su imagen y semejanza esto, entre otras cosas, quiere decir que el ser humano tiene el potencial de actuar con sabiduría y elegir de entre lo bueno y lo malo, lo bueno y de entre lo bueno y lo excelente lo que es mejor.

En síntesis, no debemos consumir pornografía porque:

1. No conviene ni es edificante por el impacto negativo cognitivo que produce.
1 Corintios 6:12  Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna.

Un grupo de profesionales de la sicología y el estudio de la conducta humana de diversas universidades de los Estados Unidos realizaron una publicación que reúne estudios acerca del impacto de la pornografía en la sociedad. La publicación llamada “The Social Costs of Pornography: A Collection of Papers (Los Costos Sociales de la Pornografía: Una Colección de Publicaciones), editada por James R. Stoner, Jr. y Donna M. Hughes, menciona que las personas que consumen pornografía mantienen estas imágenes en sus mentes durante tiempos prolongados lo que hace que su atención se enfoque mayormente en lo sexual. Esta fijación los lleva a buscar más de estas imágenes en sus tiempos de ocio lo que provoca que en muchas ocasiones sean sorprendidos en sus puestos de trabajo o en sus hogares utilizando recursos, destinados con otros fines, para el consumo de pornografía.

Estas personas, además desarrollan una incapacidad por alcanzar la excitación sexual con personajes reales ya que su visual de la sexualidad esta centrada en la realidad alterna que presentan las pornografías: coitos exageradamente prolongados, personajes con cuerpos “perfectos”, situaciones cotidianas todas terminando en relaciones sexuales, sexo con múltiples parejas, y demás. Cuando en la realidad este tipo de exposición trae como resultado el contagio de enfermedades de transmisión sexual, daños a los órganos genitales y desarrollo de desordenes emocionales y desviaciones sexuales.

2. Con el consumo de pornografía se promueve para los deseos de la carne. Romanos 13:13-14 “Andemos como de día, honestamente; no en glotonerías y borracheras, no en lujurias y lascivias, no en contiendas y envidia, 14 sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne.

Otro aspecto que reveló el estudio arriba mencionado es que las personas que consumen pornografía intentan ignorar el hecho de que se convierten en patrocinadores de este tipo de producciones. Sí, patrocinadores. Cada vez que una persona compra una revista, un video, un póster, o utiliza las líneas de sexo telefónico o las de pornografía por Internet está contribuyendo financieramente al crecimiento de esta industria. Son estos fondos los que le permiten realizar más producciones pornográficas y de todo tipo incluso de videos con pornografía infantil, violaciones carnales, y todo tipo de depravación sexual. Según estos investigadores las personas, al entrar en estos sitios pornográficos inicialmente censuran las imágenes de pornografía infantil o sexo con animales sin embargo, luego de encontrarse estas imágenes varias veces se van flexibilizando y sencillamente ya no demuestran emoción alguna frente a lo que antes les causaba disgusto.

3. No heredarán el reino de Dios.   1 Corintios 6:9-11 ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, 10 ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios. 1 Pedro 4:3-5Baste ya el tiempo pasado para haber hecho lo que agrada a los gentiles, andando en lascivias, concupiscencias, embriagueces, orgías, disipación y abominables idolatrías. A éstos les parece cosa extraña que vosotros no corráis con ellos en el mismo desenfreno de disolución, y os ultrajan; pero ellos darán cuenta al que está preparado para juzgar a los vivos y a los muertos.

El propósito de Dios es que todos procedamos al arrepentimiento. Que todos veamos su rostro y que heredemos la promesa de vida eterna en su presencia. El ser humano puede elegir qué camino tomar mas no qué encontrará al final de ese camino. La elección es suya mas las consecuencias no. La pornografía abre una puerta que permite la entrada a Satanás. El que consume pornografía cae en el pecado de lascivia y lujuria y muchas veces en adulterio ya que Jesús nos dice que si aun en nuestra mente deseamos el cónyuge ajeno o estando casados deseamos a otra persona, cometemos adulterio.

4. Porque destruimos el Templo de Dios.1 Corintios 3:16-17¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? 17 Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es.

Las consecuencias de usar pornografía pueden llevarnos a la destrucción. Ciertamente Dios es amor y nos ama pero no podemos olvidar que él es Santo y nos llama también a serlo. Santidad significa haber sido separados para Dios. El nos dice en Romanos 12:1 que debemos presentar nuestros cuerpos en sacrificio santo, agradable a Dios.

5. Porque hacemos mal uso de las bendiciones de Dios. 1 Corintios 6:15 ¿No sabéis que vuestros cuerpos son miembros de Cristo? ¿Quitaré, pues, los miembros de Cristo y los haré miembros de una ramera? De ningún modo.

¿Acaso tomaría usted el jarrón que utiliza para servir el agua en su mesa durante la cena también para guardar desechos tóxicos? ¿Arriesgaría a sus seres queridos a tomar agua de un jarrón que también fue utilizado para guardar veneno? ¡Verdad que no!

6. Porque cortamos nuestra comunión y comunicación con Dios. 1 Corintios 10: 21 “No podéis beber la copa del Señor, y la copa de los demonios; no podéis participar de la mesa del Señor, y de la mesa de los demonios. 22 ¿O provocaremos a celos al Señor? ¿Somos más fuertes que él?

Si usted consume pornografía le exhortamos a que abandone esta práctica y que busque en la presencia de Dios la sabiduría para no volver a este camino. Empiece por reconocer que el consumo de pornografía es dañino para usted.

Algunas sugerencias para abandonar el hábito:

1. Arrepiéntase delante de Dios, acepte su perdón y perdónese a sí mismo. 1 Corintios 6:11Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios.”Gálatas 2:20Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.”

2. Desarrolle ejercicios espirituales como el ayuno, la oración, la lectura de la Biblia y el congregarse en una iglesia de sana doctrina. Hebreos 12:12-14 “Por lo cual, levantad las manos caídas y las rodillas paralizadas; 13 y haced sendas derechas para vuestros pies, para que lo cojo no se salga del camino, sino que sea sanado. 14 Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.

3. Reconozca quién es usted para Dios y atrévase a vivir una vida plena y agradable a los ojos de Dios. Efesios 2:10 “Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.

4. Memorice versículos bíblicos que pueda recordar y repetir cuando a su mente vuelvan las imágenes del pasado. Filipenses 4:8 Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.

Y finalmente recuerde que “Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman. Santiago 1:12

Comentarios:

Seudónimo:  Curiosa
País desde donde escribe:
Pregunta:

Me gusta la pornografía... creo que hasta me ayuda a aprender cosas para darle vida a mi matrimonio.  ¿Es esto realmente malo? ¿Qué dice la Biblia acerca de esto?

_________________________________________________________________

Seudónimo:  Pequeña
País desde donde escribe:
Comentario:  

La primera vez que vi una películo pornográfica tenía apenas 9 años de edad.  Recuerdo que una compañera de salón del sexto grado de primaria me invitó a su casa. Ella vivía con su abuela que ni cuenta se daba de lo que sucedía. Debo reconocer que esta experiencia me marcó y puso en mi mente imágenes que no debían haber estado allí.  Mi mamá ni siquiera se dio cuenta.  Hoy día le pido a Dios que guarde a mis hijos y que me de la sabiduría para hablarles de este tema antes de que el mundo lo haga. Como padres subestimamos el impacto que estas imágenes pueden tener en la mente de un niño pero la realidad es que si los despierta a una sexualidad prematura y crea en ellos una curiosidad por ver más.  Hasta pensamos que nuestros niños están muy pequeños para saber de esas cosas y hasta esperamos que sea en la iglesia o en la escuela en donde los eduquen con respecto a esto pero es en el hogar y con sus padres en donde esto debe darse.  Gracias por la información, ha sido de bendición para mi vida. 
 

Who's Online

Hay 127 invitados y 30 miembros en línea

Pornografía - Envíenos sus comentarios aquí

Correo electrónico: 
Seudónimo: 
País desde donde nos escribe: 
Comentario o testimonio: 
Por favor escriba el Código de Seguridad mhubqxyr ¡Ayúdenos a prevenir SPAM!