Infidelidad y abaondono del hogar en el adulto mayor, ¿Qué dice la Biblia?
  • Envíenos sus preguntas o comentarios y le responderemos en base a lo que dice la Biblia acerca de su situación.  Además puede leer los comentarios de otras personas que han atravesado por experiencas como la suya.
  • Devocionales, estudios bíblicos y otros recursos que le ayudarán en su crecimiento espiritual.
  • Te has preguntado ¿qué hay después de la muerte?  La mayoría de las personas viven bajo el supuesto de que sus buenas obras lo llevarán al cielo pero, ¿es esto cierto?
  • 1
  • 2
  • 3

Infidelidad y abaondono del hogar en el adulto mayor, ¿Qué dice la Biblia?

Seudónimo: 1000Y
País desde donde nos escribe:: México
Comentario o testimonio:: Me gustaría un tema de LA INFIDELIDAD EN LOS ADULTOS MAYORES Y CONSECUENCIAS. Soy voluntaria al cuidado de Adultos Mayores y la mayoría de ellos fueron abandonados por ese motivo aún ya mayores. Infidelidad por cambio de pareja ella 70 ella 30 o hasta de 20 años. Ella de 65 el de 30. Que dice la Biblia de ello.. Aparte ella o el Creyente y la nueva pareja inconversa.  Gracias y Saludos.

Respuesta:

Abandonar, luego de muchos años de matrimonio, a su pareja por otra persona ya sea de la misma edad o por una más joven, es visto desde los ojos de Dios como abominación y tal conducta trae consigo serias consecuencias tal y como lo dice la Palabra de Dios en Malaquías 2:11-16.

Malaquías 2:11-16 “11 Prevaricó Judá, y en Israel y en Jerusalén se ha cometido abominación; porque Judá ha profanado el santuario de Jehová que él amó, y se casó con hija de dios extraño. Jehová cortará de las tiendas de Jacob al hombre que hiciere esto, al que vela y al que responde, y al que ofrece ofrenda a Jehová de los ejércitos. 13 Y esta otra vez haréis cubrir el altar de Jehová de lágrimas, de llanto, y de clamor; así que no miraré más a la ofrenda, para aceptarla con gusto de vuestra mano. 14 Mas diréis: ¿Por qué? Porque Jehová ha atestiguado entre ti y la mujer de tu juventud, contra la cual has sido desleal, siendo ella tu compañera, y la mujer de tu pacto. 15 ¿No hizo él uno, habiendo en él abundancia de espíritu? ¿Y por qué uno? Porque buscaba una descendencia para Dios. Guardaos, pues, en vuestro espíritu, y no seáis desleales para con la mujer de vuestra juventud. 16 Porque Jehová Dios de Israel ha dicho que él aborrece el repudio, y al que cubre de iniquidad su vestido, dijo Jehová de los ejércitos. Guardaos, pues, en vuestro espíritu, y no seáis desleales”.

Es evidente que este fenómeno no es para nada nuevo ya que en la Biblia se hace mención de él. Pero, ¿por qué abandonaría una persona a su pareja de tantos años? ¿Acaso el pacto matrimonial que hicieron cuando eran jóvenes tenía una fecha de expiración? Antes de ampliar este tema es importante mencionar que el mismo no es exclusivo de un género (hombres o mujeres) y además se hace manifiesto no solo en hombres como en mujeres sino es personas de estrato social bajo, medio y alto, en latinos, europeos y anglosajones… dicho de otra forma, le puede pasar a cualquiera.

La Palabra de Dios califica como desleal a aquel que no honra un pacto y el matrimonio es precisamente eso… es un compromiso que una pareja hace y a través del cual se compromete, frente a testigos, a permanecer unida hasta que la muerte los separe, y esto es tanto delante de la ley de los hombres (matrimonio civil) como ante Dios (matrimonio eclesiástico). Cuando una pareja contrae matrimonio, y lo hace por voluntad propia, adquiere un compromiso de por vida ya que la Palabra de Dios nos dice que cuando el hombre se une a la mujer en matrimonio se convierten en una sola carne (Mateo 19:4-6). Si tomamos una taza de harina y le agregáramos una taza de agua y la mezcláramos, esta mezcla se convertiría en una masa. ¿Acaso podríamos, en este punto, separar el agua de la harina y obtener la misma medida de agua y harina que había antes de la mezcla? De esta misma forma, cuando una pareja se une y se convierte en una sola carne, aún cuando se separen, parte de cada uno se va con el otro y la separación no se alcanza como tal. Aún si se pasara la maza por un proceso mecánico que permita separar las partes de la masa, las partes que resulten nunca serían íntegras ya que al convertirse en masa mucha de las propiedades tanto de la harina como del agua cambió.

Es importante recordar que seremos juzgados por cada uno de nuestros actos y la Palabra de Dios nos dice que ni los adúlteros ni los fornicarios verán el reino de Dios (1 Corintios 6:9). De hecho, cuando Jesús abordó el tema del divorcio fue muy enfático al decir que Dios le había permitido a su pueblo durante la ley de Moisés dar carta de divorcio a sus esposas debido a la dureza de su corazón pero que desde el inicio ésta no era la intención original sino que cada hombre tuviese a una sola mujer y viceversa (Mateo 19:7-8). Y fue aún más profundo en el tema haciéndonos saber que no solo el que abandona a su pareja adultera sino que el que se casa con la adúltera también comete adulterio, es más, la Biblia nos dice que Dios aborrece el repudio (el divorcio) y que no solo juzgará sino que atestiguará en contra del que ha faltado al pacto matrimonial siendo de esa forma desleal a la mujer de su juventud (Malaquías 2:15).

En el extracto de Malaquías citado al inicio también vemos como Dios se refería a aquellos que, aún siendo parte de su pueblo, a aquellos que presentaban sus ofrendas y libaciones y a aquellos que en otros aspectos parecían mostrar obediencia a la ley diciendo que éstos serían cortados de su casa… que las oraciones de aquellos quienes llenaban el altar de lágrimas, no serían escuchadas ya que todos estos se casaron con hijas de dioses extraños.

Es interesante ver como cobra vida la Palabra de Dios frente a la realidad actual. En una observación que se realizó en Latinoamérica, se constató que la mayoría de los indigentes en las calles tenían familias y que en la mayoría de los casos eran rechazados por sus parientes debido a su comportamiento en el pasado. Muchos, al haber decepcionado a sus familiares en reiteradas ocasiones ya sea por temas de adicciones de todo tipo, infidelidad o abandono del hogar terminan en las calles como desterrados o cortados del seno familiar… sin embargo, hay esperanza aún para estos ya que la Palabra de Dios nos dice que un corazón contrito y humillado Dios no lo hecha fuera (Salmos 51:17). Si estas personas, aún en su estado más crítico, se arrepienten, confiesan su pecado y buscan a Dios con un corazón arrepentido, podrán ser perdonados y restaurados.

Who's Online

Hay 110 invitados y 29 miembros en línea

Infidelidad en el adulto mayor - Envíenos sus comentarios aquí

Correo electrónico: 
Seudónimo: 
País desde donde nos escribe: 
Comentario o testimonio: 
Por favor escriba el Código de Seguridad gbubgvfj ¡Ayúdenos a prevenir SPAM!