Semana del 27 de mayo de 2013 - La Salida de Ananías, Misael y Azarías
  • Envíenos sus preguntas o comentarios y le responderemos en base a lo que dice la Biblia acerca de su situación.  Además puede leer los comentarios de otras personas que han atravesado por experiencas como la suya.
  • Devocionales, estudios bíblicos y otros recursos que le ayudarán en su crecimiento espiritual.
  • Te has preguntado ¿qué hay después de la muerte?  La mayoría de las personas viven bajo el supuesto de que sus buenas obras lo llevarán al cielo pero, ¿es esto cierto?
  • 1
  • 2
  • 3

La salida de Ananías, Misael y Azarías

La salida de Ananías, Misael y Azarías.

Daniel 3:15-18

Ahora, pues, ¿estáis dispuestos para que al oír el son la bocina, de la flauta, del tamboril, del arpa, del salterio, de la zampoña y de todo instrumento de música, os postréis y adoréis la estatua que he hecho? Porque si no la adoráis en la misma hora seréis echados en medio de un horno de fuego ardiendo; ¿y qué dios será aquel que os librare de mis manos? Sadrac, Mesac y Abed-nego respondieron al rey Nabucodonosor, diciendo: No es necesario que te respondamos sobre este asunto. He aquí nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de fuego ardiendo; y de tu mano, oh rey, nos librará. Y si no, sepas, oh rey, que no serviremos a tus dioses, ni tampoco adoraremos la estatua que has levantado.

********

En el año tercero del reinado de Joacim rey de Judá, Nabucodonosor, rey de Babilonia, sitió y destruyó Jerusalén, Este rey ordenó que se llevase a su ciudad a los hijos de Israel, los de linaje real, los más jóvenes y en quienes no hubiese tacha alguna, de buen parecer y aquellos que habían sido enseñados en toda sabiduría y ciencia y que fueran de buen entendimiento e idóneos para que estuviesen en su palacio, allí les enseñarían las letras y la lengua de los caldeos. (Daniel 1:1-5)

Daniel, Ananías, Misael y Azarías (Beltsasar, Sadrac, Mesac y Abed-nego) fueron cuatro de estos jóvenes que, aún siendo de linaje real, se vieron obligados a vivir como sirvientes en el palacio de este rey. Allí, el rey había dispuesto que estos jóvenes comiesen de lo que él comía y bebiesen del vino que él bebía. Estos jóvenes, sin embargo, decidieron no contaminarse con la comida del rey, y esto era así ya que era común en esa época que los reyes idólatras presentaran a sus ídolos sus alimentos antes de ingerirlos. Por la gracia que Dios había puesto en ellos, éstos lograron que los que estaban a cargo de su cuidado les permitiesen comer solo legumbres y beber solo agua. Dios les dio conocimiento e inteligencia en todas las letras y ciencias; y Daniel tuvo entendimiento en toda visión y sueños. Es admirable ver como estos jóvenes creían y tenían fe en el poder de su Dios a pesar de las circunstancias que estaban viviendo: Dios había entregado a su pueblo en las manos de un rey tirano y egocéntrico. Aún así ellos conservaron su amor y devoción por aquel Dios que ellos sabían podría librarlos.

No mucho tiempo después, Nabucodonosor mandó a construir una estatua de oro y dio orden de que, al sonar de la bocina, la flauta, el tamboril, la flauta, el salterio y la zampoña así como todos los demás instrumentos musicales, todo habitante de la ciudad debía postrarse y adorar dicha estatua; quien no lo hiciese sería arrojado inmediatamente dentro de un horno de fuego ardiente. ¿Qué haría usted ante tal situación? ¿Qué sucedería si el dueño de la empresa para la cual usted trabaja le ordena que, a partir de la fecha usted no entregue facturas impresas a los clientes que no las pidan para que de este modo la empresa evite declarar sus ingresos reales y al final pague menos impuestos de lo que debería, todo esto aún bajo el conocimiento de estar incurriendo en un delito por defraudación fiscal? ¿Estaría usted dispuesto a rehusarse a seguir estas órdenes sabiendo que esto puede llevarlo a perder su empleo… empleo que le permite llevar el sustento a su familia? ¿Su convicción de que Dios es poderoso para suplirle un empleo o incluso utilizarlo a usted para dar testimonio de su poder delante de su jefe, podrán llevarlo a negarse ante tal propuesta?

La respuesta de estos jóvenes no solo sorprendió a Nabucodonosor sino que lo enfureció ya que vio como ellos no solo tenían fe y convicción en su Dios sino que además preferían perder la vida que desobedecerle. Al ver esto el rey mandó que los atasen y los lanzasen al horno de fuego. Tal era el calor dentro de este horno que los hombres que sostenían a los tres jóvenes murieron quemados cuando se acercaron para lanzarlos dentro del horno. Para la sorpresa de Nabucodonosor cuando se asomó al horno vio no a tres sino a cuatro hombres paseándose dentro del horno sin sufrir daño ninguno. Una vez más vemos como el testimonio de obediencia y fe de algunos sirvió para que muchos conocieran de la grandeza del Dios de Israel. Cuando estos jóvenes fueron llamados fuera del horno y se presentaron delante del rey éste daba glorias al Dios de Israel e incluso decretó prohibición de blasfemar al dios de estos jóvenes; el incumplimiento de este decreto se pagaría con la vida.

El testimonio de estos jóvenes corrió por toda una nación cuyos habitantes se inclinaban ante imágenes que adoraban como si fueran dioses y, sin embargo hasta su rey tuvo que admitir públicamente que Jehová era Dios Todopoderoso. Hoy calificaríamos esto como el producto de una campaña de evangelización masiva. ¿Hasta dónde está dispuesto a llegar usted en los caminos del Señor? Ha considerado la posibilidad de que su testimonio como creyente, el servicio que usted presta dentro de aquel ministerio o sencillamente el hacerle saber a una persona que Cristo lo ama y que murió para redimirlo de sus pecados podría representar la conversión y transformación de cientos de personas no creyentes?

Finalice este período devocional respondiendo las preguntas resaltadas en negrita a lo largo de la meditación. Haga un análisis detenido de su situación espiritual y de las cosas o circunstancias que lo mueven o dicho de otra forma, de las cosas que lo mueven a usted a hacerse reconocer o no como un hijo de Dios.

Tome un tiempo para orar y presentar su vida delante de Dios. Empiece por darle gloria y honra a Dios. Reconozca todas aquellas bendiciones que él, en su misericordia le ha dado. Recuerde que no hay uno digno, que lo que ha recibido ha sido por gracia y no por obras. Presente a Dios sus necesidades y, en esta ocasión, pídale que le de la fortaleza, la gracia y la sabiduría para presentarse ante el mundo como uno de sus hijos. A partir de hoy trabaje cada día por mejorar su conducta y por elegir hacer aquellas cosas que agradan a Dios por sobre aquellas que no aún si esto pueda llegar a representar una aparente pérdida. Recuerde que es mejor acumular tesoros en el cielo, allí donde las plagas no lo pueden tocar.

Bendiciones!!

Who's Online

Hay 81 invitados y 20 miembros en línea

Estudios Bíblicos