Semana del 26 de agosto de 2013 - Herramienta para Dios
  • Envíenos sus preguntas o comentarios y le responderemos en base a lo que dice la Biblia acerca de su situación.  Además puede leer los comentarios de otras personas que han atravesado por experiencas como la suya.
  • Devocionales, estudios bíblicos y otros recursos que le ayudarán en su crecimiento espiritual.
  • Te has preguntado ¿qué hay después de la muerte?  La mayoría de las personas viven bajo el supuesto de que sus buenas obras lo llevarán al cielo pero, ¿es esto cierto?
  • 1
  • 2
  • 3

Una herramienta útil en las manos de Dios

Base bíblica:

14 Recuérdales esto, exhortándoles delante del Señor a que no contiendan sobre palabras, lo cual para nada aprovecha, sino que es para perdición de los oyentes. 15 Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad. 16 Mas evita profanas y vanas palabrerías, porque conducirán más y más a la impiedad. 17 Y su palabra carcomerá como gangrena; de los cuales son Himeneo y Fileto, 18 que se desviaron de la verdad, diciendo que la resurrección ya se efectuó, y trastornan la fe de algunos. 19 Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos; y: Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo. 20 Pero en una casa grande, no solamente hay utensilios de oro y de plata, sino también de madera y de barro; y unos son para usos honrosos, y otros para usos viles. 21 Así que, si alguno se limpia de estas cosas, será instrumento para honra, santificado, útil al Señor, y dispuesto para toda buena obra.  2 Timoteo 2:14-21

Reflexión:

Un mecánico de automóviles diagnostica los daños, repara y da mantenimiento a un motor. El daño en el motor empieza a hacerse evidente en el momento en el que el vehículo muestra fallos como consecuencia de su mal funcionamiento. Dicho de otro modo, la razón primordial de la existencia de este motor se cumple parcialmente o sencillamente no se cumple si el motor deja de funcionar a causa del desperfecto. En el caso de un desperfecto en el motor el mecánico hace las reparaciones utilizando una serie de herramientas con funciones específicas. Con estas herramientas el mecánico procede a identificar la causa del desperfecto, luego desarma el área del motor en donde se encuentra el desperfecto y extrae la parte dañada, finalmente realiza la reparación reemplazando lo dañado y volviendo a colocar nuevamente todo en su lugar.

Ahora bien, imaginemos el mundo en que habitamos como un gran motor creado por Dios. En esta recreación el ser humano es la herramienta que Dios utiliza para mantener el motor funcionando óptimamente. Algunos podrán constituirse en destornilladores, otros en palancas, otros en llaves y otros en herramientas más sofisticadas como el equipo de diagnóstico electrónico. Una llave ajustable, por ejemplo, puede ser tanto muy útil como molestamente ineficiente en las manos del mecánico. Si la herramienta es de buena calidad hará su función pero si sus partes no están bien ensambladas o ajustadas entonces se limita o se pierde su utilidad y pasa a ser utilizada para funciones menos técnicas o sencillamente se suspende su uso.

En cada momento de nuestras vidas somos herramientas que ajustan, pulen, reparan y hasta destruyen. El uso que se nos de va a depender de nuestra calidad como herramientas. Una llave ajustable a la cual se le partió el tornillo de ajuste por ser de mala calidad ya no es aquella herramienta que podemos utilizar para mantener un objeto en una posición fija sino que sencillamente se constituye en un objeto más o menos pesado que no sirve más que para mantener bolsas de plástico sobre una mesa para que no se vuelen. Un mazo con un mango y cabeza bien ajustados se utiliza para golpear y enderezar objetos pero si su cabeza no está fija al mango entonces al tomar impulso para golpear el objeto es muy probable que ésta salga volando y termine por causar daños colaterales.

Es importante señalar que aún siendo creyentes podemos en algún momento convertirnos en herramientas inútiles o de uso deshonroso que han perdido su fortaleza debido a la falta de uso, mantenimiento, lubricación o desgaste. Al no ejercitar los dones, talentos y habilidades que Dios nos dio caemos en desuso; al no practicar ejercicios espirituales como el congregarnos, orar y ayunar perdemos el mantenimiento necesario para la sana convivencia; al dejar de leer la Biblia y rendirle alabanzas a Dios perdemos la lubricación necesaria para funcionar óptimamente; y al caer en un extremo religioso en el que no priorizamos correctamente dejando a un lado el hogar, la familia, los amigos y el trabajo por “supuestamente” servir a Dios caemos en desgaste y nuestro testimonio lejos de ser de edificación se constituye en una piedra tropiezo para los más débiles o nuevos en la fe.

Para procurar mantenernos como herramientas de uso honroso, la Biblia nos exhorta a:

  1. No contender sobre palabras es decir, evitar sostener discusiones por desacuerdos doctrinales o interpretaciones de las escrituras. En este caso debemos alejarnos de los que así hacen y buscar en la presencia de Dios a través de los ejercicios espirituales la respuesta a todas nuestras dudas e inquietudes.
  2. Procurar diligentemente agradar a Dios. Esto se alcanza a través de la obediencia a su Palabra.
  3. Hablar con sabiduría, recordando que el principio de la misma es el temor de Jehová. Si permanecemos en el Espíritu entonces hablamos lo que él nos manda y evitamos las vanas palabrerías
  4. Caminar con Dios como estandarte sabiendo que él conoce a los que son suyos y los respalda.
  5. Apartarnos del pecado
  6. Buscar la sanidad espiritual y el perdón de los pecados

Ciertamente si perseveramos en esto la Palabra de Dios nos dice que seremos instrumentos para honra, santificados, útiles al Señor, y dispuestos para toda buena obra. Tome un tiempo entonces para reflexionar en qué tipo de herramienta ha sido usted y evalúe qué cosas debe mejorar, cambiar o eliminar para convertirse en una herramienta valiosa en las manos de Dios.

Who's Online

Hay 70 invitados y 21 miembros en línea

Estudios Bíblicos